Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Río arrastra cuerpo de una adolescente que habría sido asesinada

El cuerpo fue hallado en lunes en el río Sucio, de San Matías. Familia dice que autoridades no lo recuperaron

Recuperan mandibula. Soldados recuperan parte de mandíbula de mujer en el Río Sucio, San Matías. El hallazgo del cuerpo al parecer es de Jazmín Elizabeth G., de 17 añoos, quien fuera privada de libertad el pasado 25 de octubre, en el cantón Joya de Cerén, San Juan Opico. El cuerpo fue visto por unos pescadores del río el pasado 1 de noviembre, quienes alertaron a la PNC, el cuerpo en estado descomposición. Con las intensas lluvias, y la falta de coordinación para la recuperación, en el lugar solo que encontraron la mandíbula. La familia la reconoció por las prendas de vestir.

 Recuperan mandibula. Soldados recuperan parte de mandíbula de mujer en el Río Sucio, San Matías. El hallazgo del cuerpo al parecer es de Jazmín Elizabeth G., de 17... | Foto por D.U.

Recuperan mandibula. Soldados recuperan parte de mandíbula de mujer en el Río Sucio, San Matías. El hallazgo del cuerpo al parecer es de Jazmín Elizabeth G., de 17 añoos, quien fuera privada de libertad el pasado 25 de octubre, en el cantón Joya de Cerén, San Juan Opico. El cuerpo fue visto por unos pescadores del río el pasado 1 de noviembre, quienes alertaron a la PNC, el cuerpo en estado descomposición. Con las intensas lluvias, y la falta de coordinación para la recuperación, en el lugar solo que encontraron la mandíbula. La familia la reconoció por las prendas de vestir.

Jazmín Elízabeth G. A., de 17 años,  desapareció el 25 de octubre pasado, cuando salió de su casa, en San Juan Opico, La Libertad.
El lunes, su familia fue alertada de que en el río Sucio, de San Matías, en el mismo departamento, había un cadáver con ropa similar a la que usaba la adolescente la última vez que la vieron con vida. 

Los parientes fueron al lugar y descubrieron que era ella. Las autoridades, según ellos, no llegaron a realizar el reconocimiento pese a que fueron alertadas del hallazgo.

Ayer que la familia retornó a la escena descubrió que el cuerpo había sido arrastrado por la corriente.

Unos soldados que llegaron a la zona se metieron al río y lo único que encontraron fue una mandíbula, cerca de la presa hidroeléctrica de San Lorenzo, en San Matías.

Se presume que la osamenta  pertenece a Jazmín;  el resto del cuerpo se habría desmembrado con la fuerza del agua.

La madre de la víctima se quejó de que la Policía de San Matías se rehusó, el lunes anterior,  a recuperar el cuerpo.

Agentes de la subdelegación de San Matías negaron la versión: “Lo que sucedió es que el río creció y amenazaba con subir, aun en esas condiciones acompañamos a la familia. Incluso el padre de la niña  se metió al río a intentar sacar el cuerpo pero no fue posible”, dijo un policía.

Trabajaba y estudiaba bachillerato a distancia


Jazmín trabajaba en una residencia de Lourdes, Colón, de lunes a sábado. Además, cursaba primer año de bachillerato en el Centro Escolar La Hacienda Los Chorros.


El 25 de octubre, ella estaba en su casa cuando recibió una llamada telefónica. Después salió de casa y no regresó.

Los parientes de la adolescente, quien aspiraba ser médico  forense, salieron a buscarla pero no la hallaron.

Más tarde, un allegado de la víctima dijo que vio a una persona parecida a Jazmín caminando rumbo a unos cañales. 

Cuando fueron a la zona encontraron sus sandalias y vieron rastros en la tierra que les hizo pensar que la habían arrastrado. 
La búsqueda se prolongó hasta las 2:00 de la madrugada del lunes. 

Cuando pasaron por el lugar donde habían visto  las sandalias estas ya no estaban, según su madre.

Por la noche, unos policías le dijeron a la mujer que habían encontrado un cuerpo con las características de su hija.

La doliente se mostró indignada porque los agentes no extrajeron el cuerpo del río cuando supuestamente estaba en una zona que no representaba ningún peligro para las autoridades.

Según ella, unos militares se ofrecieron a sacar el cadáver del río pero un jefe policial que estaba en la escena,  no los autorizó.
Esa noche llovió y el nivel del agua subió, el cuerpo fue arrastrado por la corriente y lo perdieron de vista 

La mamá de Jazmín manifestó que su hija es la cuarta persona que ha desaparecido en la zona, en iguales circunstancias, en los últimos cinco años.

Ella negó que la adolescente tuviera vínculos con maras. Lo que pide es que las autoridades le ayuden a recuperar los restos de su pariente para darles cristiana sepultura.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación