Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Repunte homicidios después de elecciones

Solo el domingo pasado, la PNC registró 15 homicidios

La noche del sábado pasado un hombre fue asesinado en la colonia Bella Vista, al sur de San Salvador. Foto EDH / Douglas Urquilla

La noche del sábado pasado un hombre fue asesinado en la colonia Bella Vista, al sur de San Salvador. Foto EDH / Douglas Urquilla

La noche del sábado pasado un hombre fue asesinado en la colonia Bella Vista, al sur de San Salvador. Foto EDH / Douglas Urquilla

Después de una aparente reducción de homicidios antes, durante y después de las elecciones presidenciales, este pasado fin de semana las autoridades volvieron a registrar un repunte de asesinatos al grado que solo el domingo pasado hubo 15 muertes violentas, según las cifras de la Policía.

Los registros policiales detallan que seis de los asesinatos ocurrieron en la zona oriental del país, como San Miguel, Usulután y Morazán; dos más se produjeron en la zona occidental, en Sonsonate y Santa Ana; uno en Guazapa y dos en San Salvador.

El sábado pasado hubo ocho muertes violentas, según las autoridades policiales, que indicaron que la mayoría de las víctimas eran integrantes de alguna pandilla, o al menos, tenían algún tipo de relación con esos grupos criminales.

El fin de semana en el que se celebró el proceso electoral presidencial, la Policía contabilizó siete asesinatos, cuatro de los cuales fueron cometidos previo a los comicios y tres más el día de los comicios.

El hecho que causó mayor conmoción este fin de semana fue el ataque contra un grupo de supuestos pandilleros que se dirigían a jugar fútbol en una cancha del cantón El Chingo, de San Luis La Herradura, La Paz, según la oficina fiscal de Zacatecoluca.

Hubo un muerto y tres heridos a raíz del ataque. Entre los lesionados se encuentra una joven de 20 años que está embarazada, según la oficina fiscal de Zacatecoluca, La Paz.

El reporte policial da cuenta que ocho personas murieron el pasado sábado a raíz de la violencia criminal que azota al país y que las autoridades policiales no han logrado contener desde junio del año pasado. El repunte de homicidios comenzó desde el día 5 de marzo, en el que se produjeron nueve muertes violentas.

En nueve días de febrero, 53 personas fueron asesinadas, pero la violencia ha acabado con las vidas de 289 personas desde el uno de enero hasta el 9 de febrero, 23 más que en ese período del año 2013.

En el mes de enero se produjeron cinco asesinatos múltiples con 20 víctimas. La mayor matanza se registró en Tacuba, Ahuachapán, donde murieron seis personas. En Suchitoto asesinaron a cuatro supuestos pandilleros y en Jujutla, Ahuachapán, a cuatro integrantes de una familia.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación