Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Repudian asesinato de maestra de San Marcos

El homicidio se registró en su casa en el cantón Casa de Piedra, en San Marcos

Gerson, de 10 años, escribe un mensaje a su maestra asesinada en Casa de Piedra, San Marcos. Fotos EDH / Douglas Urquilla

Gerson, de 10 años, escribe un mensaje a su maestra asesinada en Casa de Piedra, San Marcos. Fotos EDH / Douglas Urquilla

Gerson, de 10 años, escribe un mensaje a su maestra asesinada en Casa de Piedra, San Marcos. Fotos EDH / Douglas Urquilla

"Señorita Santos la vamos a extrañar, todos", escribió el niño Gerson B., en la pizarra del aula donde la profesora María Santos Castillo de Renderos, de 51 años, les enseñaba a los niños de parvularia del centro escolar del cantón Casa de Piedra, en San Marcos.

Castillo de Renderos fue asesinada en confusas circunstancias la noche del jueves pasado en el patio de su casa situada en el pasaje El Marañón del cantón del mismo nombre.

El mensaje que escribió Gerson, quien tiene 10 años y era alumno de segundo grado de la profesora Castillo de Renderos, era el fiel reflejo de la tristeza y el dolor que ha embargado a la comunidad estudiantil y docente del referido centro escolar.

El cuerpo con signos de estrangulamiento de la profesora Santos fue descubierto por su esposo, quien aseguró a la Fiscalía de San Marcos que él salió a traer a su hija de 11 años a una casa vecina. Al regresar a la casa no encontró a su esposa por lo que comenzó a buscarla hasta encontrarla muerta en una vaguada en el patio de su casa. Ella tenía unas medias deportivas alrededor de su cuello y de inmediato avisó a la policía. Por las evidencias halladas, la Policía informó que la maestra había sido estrangulada, pero los médicos forenses dijeron que aún no habían dictaminado las causas de la muerte.

Alrededor del crimen se manejan al menos dos hipótesis, informó la oficina fiscal de San Marcos. Una de las versiones tiene que ver con amenazas que había recibido la maestra Santos de parte de personas cercanas a su vivienda relacionados con problemas hereditarios.

También se sospecha del esposo de la víctima, aunque aún no hay indicios que demuestren de que él este involucrado en la muerte de la profesora. Además se investiga si habían antecedentes de violencia doméstica en el hogar de la maestra.

Por otra parte, investigadores de la Policía explicaron que indagan si el compañero de vida de la profesora tenía alguna relación sentimental con una pandillera o si él tenía nexos con pandilleros que operan en la zona de Panchimalco.

A los investigadores les llama la atención las incoherencias en la versión que ha brindado el esposo de la víctima, pero aseguraron que esperaran que decisión tomará la Fiscalía con relación al cónyuge, en caso de hallar indicios en contra del sospechoso.

Consternación en Casa de Piedra

La señorita Santos, como era conocida en la comunidad, no solo era querida en el centro escolar, donde enseño durante 19 años a niños de parvularia, de los dos primeros años de educación básica y niños con problemas de aprendizaje; sino que también entre los residentes del cantón Casa de Piedra.

"Ella siempre fue muy abnegada con los niños que es nuestro esfuerzo, nunca se mostró una mala conducta o problema que tuviese con la comunidad", dijo Deysi de Larios, compañera docente de la profesora Santos.

Los residentes del cantón también están consternados y han sentido la muerte de la maestra.

"Acá en la comunidad era muy querida todo mundo la extraña porque todo mundo la conoce", dijo De Larios, quien agregó que su especialidad era parvularia y educación especial.

Tanto era su pasión con los niños que les estaba enseñando a marchar para que participen el desfile del domingo en Los Planes de Renderos.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación