Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Reportan como desaparecido a un médico y teniente

La última vez que lo vieron fue el lunes en Ciudad Merliot

Una de las fotos que el médico y oficial de la FAES tiene en su cuenta de Facebook. Hoy se cumplen tres días de que su familia no sabe nada de él. Foto EDH / Tomada de Facebook.

Una de las fotos que el médico y oficial de la FAES tiene en su cuenta de Facebook. Hoy se cumplen tres días de que su familia no...

Una de las fotos que el médico y oficial de la FAES tiene en su cuenta de Facebook. Hoy se cumplen tres días de que su familia no sabe nada de él. Foto EDH / Tomada de Facebook.

Un médico, y a la vez subteniente de la Fuerza Armada de El Salvador (FAES), ha sido reportado como desaparecido desde el pasado lunes 18 de noviembre. Dos días después, las autoridades militares, policiales y la familia no saben nada de él.

Jonathan Ulises Arias Flores, de 28 años, supuestamente fue visto por última vez el lunes, poco antes de las 8:00 a.m. en la calle Tamanique en la colonia Jardines de la Libertad, Ciudad Merliot, a pocos metros de la casa donde residía.

Con este caso son dos los médicos que han sido reportados como desaparecidos.

El 3 de noviembre anterior, desapareció la doctora Isis Anelly Aparicio, cuando se dirigía a su lugar de trabajo en el hospital nacional de Nueva Guadalupe, San Miguel.

En el caso del subteniente y médico Arias Flores, según fuentes militares, como a eso de las 7:45 a.m., fue visto llegar en su auto cerca del lugar de su residencia. Lo vieron salir del automotor ,pero no hacia su vivienda.

Dentro del vehículo quedaron las llaves del auto y algunos documentos. Supuestamente, esa mañana había entregado su turno como médico residente en el hospital Militar Central de San Salvador.

Parientes del oficial indicaron que durante el fin de semana, el comportamiento fue normal: se lo vio alegre, una cualidad que siempre lo ha caracterizado, afirman los familiares.

El domingo, luego de departir con unos conocidos dijo que iría al hospital a cumplir con su turno de servicio.

Hasta hoy, han transcurrido 72 horas desde que fue visto por última vez. Algunos familiares resienten que cuando acudieron a la Policía a denunciar la desaparición, no les quisieron tomar la denuncia; les dijeron que debían transcurrir 24 horas.

Su novia fue asesinada hace cinco meses

La noche del martes 4 de junio anterior, el cadáver de una mujer joven fue encontrado en las proximidades del Redondel Integración, en el kilómetro 14 de la Carretera Panamericana Oeste, entre Apopa y Quezaltepeque.

Las autoridades dijeron que había sido estrangulada y que posiblemente la habían lanzado desde un vehículo.

Horas después, el cuerpo fue identificado por familiares como el de Teresa Mariela Reyes Flores, de 24 años de edad.

También resultó que era doctora, trabajaba en el Hospital Nacional de Cojutepeque, departamento de Cuscatlán y, supuestamente, desapareció cuando iba rumbo a su lugar de trabajo.

Resulta que Reyes Flores era la novia del médico y subteniente Arias Flores.

En su cuenta de Facebook, el 7 de junio, militar comentó su estado de ánimo a raíz del asesinato de su novia.

Según la autopsia, Teresa Mariela tenía aproximadamente entre 12 horas de haber sido asesinada, por lo que las autoridades creen que fue privada de libertad cuando se conducía hacia el hospital de Cojutepeque.

El 13 de junio, la Asamblea Legislativa, en su sesión plenaria, rindió un minuto de silencio por ese fallecimiento y de otros salvadoreños.

Hace tres semanas que desapareció

A pesar de que han transcurrido ya 18 días de que Isis Anelly Aparicio desapareció, la familia afirma que no sabe nada de ella aún.

Las supuestas investigaciones en torno a esa desaparición se están manejando con mucho hermetismo incluso para la misma familia a quienes tanto la Policía y la Fiscalía les han pedido no dar comentarios del caso bajo el pretexto de que podrían entorpecer las investigaciones.

Aparicio trabajaba en el hospital nacional de Nueva Guadalupe, a donde se dirigía el día que desapareció.

La joven médico residía en una residencial de la ciudad de San Miguel.

Ayer, los familiares dijeron que no querían hablar del caso, atendiendo las sugerencias que les han hecho las autoridades que investigan la desaparición.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación