Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

"El Repollo" condenado a 77 años de prisión

Otros nueve de la organización también fueron condenados y solo seis quedaron exonerados de cargos

Jorge Ernesto Ulloa Sibrián (a) "El Repollo", condenado ayer por traficar con drogas en varios países de Centroamérica. Foto EDH

Jorge Ernesto Ulloa Sibrián (a) "El Repollo", condenado ayer por traficar con drogas en varios países de Centroamérica. Foto EDH

Jorge Ernesto Ulloa Sibrián (a) \"El Repollo\", condenado ayer por traficar con drogas en varios países de Centroamérica. Foto EDH

El Tribunal Primero de Sentencia le impuso ayer a Jorge Ulloa Sibrián, (a) "El Repollo", la pena de 77 años de prisión por haber sido el responsable del tráfico de cuatro cargamentos de cocaína que se registraron en cuatro países de Centroamérica.

Otros nueve integrantes de la red que dirigía Ulloa Sibrián también fueron sentenciados a distintas penas de cárcel.

Solo seis acusados de pertenecer a la misma narco-organización fueron exonerados de cargos.

La Unidad Antinarcotráfico de la Fiscalía informó que las pruebas presentadas durante el juicio, que se prolongó por más de un mes, demostraron a los jueces de Sentencia que Ulloa Sibrián fue el responsable de cuatro cargamentos de cocaína incautados entre los años 2008 y 2011.

estos decomisos se registraron en Costa Rica, Panamá y El Salvador.

Entre los casos por los que Ulloa Sibrián fue condenado se produjeron el 16 de enero del 2008 en la playa El Limón, entre la frontera de Panamá y Costa Rica. Se decomisaron 366 kilogramos de cocaína.

Además, el 7 de junio del 2011, policías antinarcóticos decomisaron un kilogramo de cocaína en el desvío a San Juan Opico, La Libertad.

La droga le fue incautada a uno de los integrantes de la red de Ulloa Sibrián, que se supone era parte de un cargamento de 150 kilogramos que se mojaron en el mar, según expuso la Fiscalía en el juicio.

En el 2009, la Policía de Costa Rica se incautó de 78 kilos de cocaína y hubo un detenido.

Otros de los que fueron condenados es Fausto Antonio Portillo, quien era el segundo al mando de la narco-organización, por lo que fue sentenciado a 60 años de cárcel, por su vinculación en tres casos de narcotráfico. Julio César Bonilla, otro de los cabecillas, también fue encontrado culpable y purgará 30 años en la cárcel por haber coordinado el trasiego de dos cargamentos de droga.

Los fiscales del caso explicaron que las declaraciones de cuatro testigos que pertenecieron a la organización, entre ellos una hija y el cuñado de Ulloa Sibrián, fueron determinantes para que el tribunal lo encontrara culpable a él y a los otros nueve integrantes. Tanto la hija como el cuñado rindieron su declaración a través de video conferencia desde Estados Unidos.

"Toda la prueba contribuyó porque ha sido analizada por el tribunal de manera sistemática y concluyeron que todos los indicios eran coherentes al señalar que la hipótesis de la Fiscalía era sostenible", dijo uno de los fiscales.

La Fiscalía recogió los indicios suficientes para poder despojar de bienes e inmuebles a Ulloa Sibrián ante un Tribunal de Extinción del Dominio.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación