Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Reos se niegan asistir a juicio de ingeniero Aldana

Tres de cinco imputados no quisieron salir del penal de Ciudad Barrios Un implicado relató la participación que cada uno tuvo en el homicidio

El juicio contra cinco sujetos acusados de robar y matar a Héctor Aldana fue suspendido por la ausencia de tres reos. Foto EDH

El juicio contra cinco sujetos acusados de robar y matar a Héctor Aldana fue suspendido por la ausencia de tres reos. Foto EDH

El juicio contra cinco sujetos acusados de robar y matar a Héctor Aldana fue suspendido por la ausencia de tres reos. Foto EDH

El Tribunal Antimafia de Sentencia de Santa Ana suspendió ayer el juicio contra cinco imputados en el homicidio y robo del ingeniero Héctor Aldana Rivas, debido a que tres de los acusados se negaron a salir del penal donde guardan detención en Ciudad Barrios, San Miguel.

A la diligencia solo asistieron dos: Juan Francisco Díaz Rugamas y Walter Molina Flores. Los que rehusaron a salir del penal fueron Fredy Méndez, Luis Rodríguez y Carlos Menjívar, quienes ni siquiera accedieron a salir de las celdas donde duermen.

La ausencia de estos sujetos obligó al tribunal a suspender la audiencia; sin embargo, aún no ha sido reprogramada.

Según la Fiscalía, contra los imputados hay prueba testimonial, pericial y documental. Contra los sujetos, la Fiscalía cuenta con el testimonio de uno de los implicados, quien se acogió a beneficios penales (testigo criteriado) a cambio de esclarecer cómo ocurrieron los hechos que terminaron con la vida del ingeniero Aldana.

Uno de los testigos identificado como "Brayan" detalló la participación de cada uno de los pandilleros durante la privación de libertad y luego homicidio de la víctima.

El ingeniero Aldana fue secuestrado el 26 de noviembre de 2011 por la noche, en Santa Tecla, La Libertad.

Horas antes, Aldana había permanecido con su novia en una fiesta y luego de dejarla en su casa, los pandilleros lo ubicaron mientras hacía un alto en una vía de Santa Tecla. De ahí lo siguieron hasta su casa, desde donde lo privaron de libertad y luego le robaron su camioneta. Según las investigaciones los pandilleros se proponían vender la camioneta para luego comprar droga.

Paralelamente, los sujetos extrajeron 300 dólares de su tarjeta de crédito e intentaron sacar más, pero el sistema se los negó. Para evitar que los acusaran lo mataron.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación