Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Remiten a padre Toño a Juzgado Antimafia

Se le acusa de entrar una tableta digital y celulares a penales de Cojutepeque e Izalco, para pandilleros de la 18

El sacerdote español espera ser presentado ante los tribunales. Foto EDH / Miguel Villalta.

El sacerdote español espera ser presentado ante los tribunales. Foto EDH / Miguel Villalta.

El sacerdote español espera ser presentado ante los tribunales. Foto EDH / Miguel Villalta.

El futuro del padre español, Antonio Rodríguez, conocido como padre Toño, será decidido mañana por un Juzgado Antimafia de Instrucción de San Salvador, adonde la Fiscalía General presentó, ayer, la acusación en su contra, por tráficos de influencias, agrupaciones ilícitas e ingresar una tableta y celulares a los centros penales de Cojutepeque, Cuscatlán e Izalco, Sonsonate.

Además del sacerdote, los fiscales acusaron a otras 126 personas, entre estas, empleados judiciales, policías, fiscales, abogados y pandilleros, por distintos delitos y por pertenecer a una red dedicada al crimen organizado que operaba en la zona oriental del país.

De los 127 acusados, solo 82 fueron llevados a los tribunales Antimafia de San Salvador, mientras que el resto (45), ya guardaban prisión en distintos penales. Para el traslado de los 82 imputados, la Policía realizó un amplio despliegue, para el cual tuvo que echar mano de unidades élites como el Grupo de Reacción Policial (GRP), la Unidad de Mantenimiento del Orden (UMO), entre otras.

Fuentes de los tribunales informaron que la primer audiencia, donde se definirá si los 127 acusados seguirán detenidos o quedarán en libertad, se realizará mañana por la mañana, en el referido tribunal.

Hasta el momento, se desconocen las evidencias con las que cuenta la Fiscalía para demostrar que el padre Toño ingresó una tableta y teléfonos celulares a los dos centros penales.

El fiscal general, Luis Martínez, aseguró el jueves pasado, que los fiscales del caso tienen documentados tres hechos en los que Rodríguez habría entrado los celulares.

Sin embargo, Martínez no detalló con qué pruebas cuenta el Ministerio Público para sustentar esos tres casos.

Padre Toño asegura ser inocente

Rodríguez se defendió ayer, al ser presentado ante los tribunales Antimafia.

Dijo que era inocente y que las acusaciones podrían derivarse de las duras críticas que ha lanzado contra el fiscal Martínez.

Aseguró que él siempre se sometió a los registros para entrar a los penales y desarrollar su trabajo pastoral y nunca le encontraron algún celular escondido.

Rodríguez sostuvo que existen videos de los registros a los que fue sometido antes de entrar a las cárceles.

"Me siento un hombre con mucha paz y ante Dios sé que yo nunca generé un delito, nunca hice tráfico de influencias y nunca hice una agrupación ilícita", dijo Rodríguez, quien expresó que perdonaba al fiscal Martínez "porque no sabe lo que hace".

Al padre Toño se le acusa de tres delitos, entre estos, tráfico de influencias que se habría cometido el 13 de diciembre del año pasado.

Además, lo involucran en agrupaciones ilícitas con pandilleros en La Unión, y de haber ingresado objetos ilegales a los penales, entre diciembre del año pasado y enero de este año.

Cree que toda la acusación en su contra está sustentada en las declaraciones de algún testigo criteriado (para gozar de beneficios penales).

"Me parece que hay algún pandillero que se criterió, no lo sé; que quiso dar información falsa, si el argumento del fiscal es un criteriado, pues que le haga caso a los delincuentes", dijo Rodríguez.

Otro de los detenidos, Salvador Ruiz, quien es uno de los fiscales acusados de recibir sobornos para favorecer a imputados, aseguró que las acusaciones en su contra son falsas, porque "tengo más deudas que dinero". Agregó que recién logró la condena de 40 años de prisión de unos secuestradores y la Fiscalía "me paga con el arresto".

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación