Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Registran 50 homicidios en fin de semana

Entre los hechos de violencia destacó la masacre de cinco futbolistas en Santa Margarita II, de Ciudad Delgado

Cuatro muertos tras ataque a R 144D en Cuscatlán

. | Foto por JA

El pasado fin de semana fue uno de los más violentos del año y de lo que va de agosto, pues entre sábado y domingo se registró medio centenar de asesinato, según la Policía Nacional Civil y Fiscalía General de la República.

El domingo con 32 homicidios ha representado un inicio de mes y de vacación bastante sangriento.

El hecho que más acaparó la atención de los salvadoreños fue la masacre en la colonia Santa Margarita II de Ciudad Delgado, donde cinco futbolistas fueron acribillados por pandilleros, según la PNC.

El panorama en el lugar de las muertes, la tarde del domingo, era desalentador. Tres familias, cada una por su lado, lloraban a sus seres queridos  y por la impotencia de no poder hacer nada para frenar la escalada de violencia.

Una familiar se refirió con gran indignación a las autoridades y el Gobierno de turno, pero con mayor determinación contra los pandilleros, para quienes pidió la pena de muerte pues, a su juicio, no tienen piedad para quitarle la vida a las personas honradas.

Con estos hechos, agosto se perfila como un mes violento, aunque julio pasado cerró con 450 homicidios, un 33 por ciento de reducción con respecto a junio, cuando ocurrieron 671 muertes.

El ministro de Seguridad, Benito Lara, reconoció el domingo pasado que el país registró una significativa disminución de asesinatos en julio (221 menos que junio), pero a su vez  afirmó que era prematuro hablar de una tendencia para el presente mes.

Razón tenía, pues pocas horas después, los hechos de violencia se dispararon en varios lugares del país como Ciudad Delgado, San Salvador, Mejicanos, San Miguel, Apopa, Soyapango, San Rafael Obrajuelo, Juayúa, La Libertad, Usulután.

Pero los hechos no se limitaron a sábado y domingo. El principio de esta nueva semana (durante las fiestas agostinas) también sigue la misma tendencia.

La fuga de seis peligrosos criminales recluidos en el penal de máxima seguridad en Zacatecoluca y que para facilitar su movilización a un tribunal ayer, fueron movidos a una de las bartolinas policiales de San Miguel de donde escaparon, parece coincidir con esta racha de asesinatos.

Como era de esperar, el fiscal general Luis Martínez ha reaccionado muy enérgico frente esta fuga, y ha ordenado que se inicie una investigación en el interior de la corporación policial para sentar responsabilidades.

“Los salvadoreños decentes y trabajadores rechazamos  a las pandillas terroristas y no dialogamos con criminales”, ha reiterado el Fiscal General.

La posición de Martínez es en el sentido de que estos hechos tengan como propósito presionar a las autoridades y el Gobierno para negociar una nueva tregua que les garantice más  beneficios penitenciarios a los cabecillas de pandillas en las cárceles.

Sigue violencia

La Paz ha sido uno de los departamentos donde ayer se registraron varios homicidios en San Luis La Herradura, Olocuilta, San Juan Nonualco. 

En esos municipios, la Policía registró entre la noche del domingo y ayer,  seis asesinatos.

Una de las víctimas fue  identificada como Elmer Pérez, ultimado con arma de fuego en Olocuilta, La Paz.

En el cantón Los Hornos de San Francisco Javier, en Usulután, fue asesinado a balazos José Salomón Chávez, de 40 años. Se desconoce el móvil del hecho.

Un presunto pandillero, identificado como José Jeremías Ascencio de 22 años, fue asesinado con arma de fuego la noche del domingo en el caserío Mantarraya, de cantón Los Cañales, Juayúa.

En caserío San Diego, cantón El Rodeo, San Pedro Perulapán, en Cuscatlán, la Fiscalía registró un homicidio ayer por la tarde.

En varios de estos casos están implicadas las pandillas, según datos de la Policía.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación