Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Registran 2,841 asesinatos en el año, septiembre con 297 homicidios

Cifra de asesinados supera los 1,055 en comparación con los cometidos en 2013

Medardo Ulises, de 13 años, fue una las de las víctimas del ataque contra un camión de jugadores. El menor recibió dos impactos de bala en el pecho. Foto EDH/ Ericka Chávez.

Medardo Ulises, de 13 años, fue una las de las víctimas del ataque contra un camión de jugadores. El menor recibió dos impactos de bala en el pecho....

Medardo Ulises, de 13 años, fue una las de las víctimas del ataque contra un camión de jugadores. El menor recibió dos impactos de bala en el pecho. Foto EDH/ Ericka Chávez.

La tendencia de los asesinatos en el país registrará, para final de año, un aumento drástico en comparación con el año pasado. La cifra ya ha superado los mil homicidios con relación a 2013 y luego de casi cumplido el primer trimestre del actual gobierno, no se vislumbran planes de seguridad que frenen los homicidios y las extorsiones.

Desde junio pasado, que asumió la administración Sánchez Cerén, los homicidios experimentaron un aumento considerable. Algunos analistas de seguridad consideran que fue una presión de las pandillas para tener espacio y ser incluidas en los planes de seguridad.

En junio de 2013 hubo 183 homicidios; para este año, la cifra fue de 358, 175 asesinatos más; julio evidenció un alza similar con 252 para el año pasado y 348 para 2014.

Los homicidios en agosto registraron un aumento de 100 casos, en 2013 fueron 246 y en 2014, sumaron 345.

En lo que va de septiembre, las autoridades registran al 28 del mes, 297 asesinatos, 65 más al compararlos con los mismos días de 2013.

Aunque las autoridades no lo reconozcan, existe una marcada tendencia al alza que se ha venido reflejando cada mes si se comparan los mismos períodos con el año pasado.

Los homicidios de 2014 ya sobrepasan en 1,055 a los que se cometieron el año pasado, cuando fueron 1,786 asesinatos.

Al comparar los meses de 2014, las cifras de las autoridades podrían tener un leve respiro, puesto que septiembre tiene un leve descenso con 297 asesinatos.

Las cifras de la Policía detallan que la región metropolitana de San Salvador sigue siendo la más violenta del país.

Detallan que en esta región se cometieron 898 homicidios en el mismo período; mientras que el año pasado se habían registrado 780. La ciudad capital, Soyapango, Mejicanos, Tonacatepeque, San Martín, y Panchimalco figuran como municipios con altos índices de violencia.

Como segunda región violenta le sigue la Paracentral con 568 crímenes, es decir que tuvo un aumento de 71 homicidios con respecto al año pasado, en el que se cometieron 497. Municipios como San Pedro Perulapán, Cojutepeque, Monte San Juan, Zacatecoluca y San Pedro Masahuat son considerados como violentos en esta zona.

Oriente registra 539 crímenes, 55 más que el año pasado cuando se registraron 484. En esta zona aparecen como municipios violentos Jiquilisco, Puerto El Triunfo, Usulután, San Miguel, Ciudad Barrios y Santa María, entre otros.

Occidente reporta las muertes violentas de 482 personas en el transcurso de este año y es la zona que menos incremento de asesinatos tuvo con respecto al resto de regiones. Occidente registra 32 homicidios más con respecto al año pasado. En este sector hay municipios considerados violentos como Izalco, Nahuizalco, Armenia, Sonsonate y Chalchuapa, entre otros.

La zona central es la que menos asesinatos registra en este año, pero aun así supera el número de homicidios que se cometieron el año pasado en el mismo sector. Esta región reporta 339 crímenes, mientras que el año pasado para esta época se registraban 281 personas asesinadas.

Hace unas semanas, el ministro de Seguridad, Benito Lara, expresó en varias entrevistas televisivas que habían controlado la tendencia al alza de los asesinatos; sin embargo, los ataque de las pandillas a trabajadores del transporte colectivo, a comerciantes y a dueños de pequeños negocios se han incrementado, según las denuncias de los afectados.

En su esfuerzo de seguridad, el gobierno lanzó ayer el Consejo de Seguridad sin que se conozcan por quiénes estará integrado (ver nota siguiente página).

También aumentaron los ataques contra policías y militares cuando éstos se encuentran en sus días de descanso o cuando se dirigen hacia sus jornadas laborales.

Fuentes de la Policía explicaron que el número de agentes asesinados en lo que va de este año asciende a 22, la mayoría de ellos cuando gozaba de sus días de descanso. Solo seis agentes de la Policía han muerto en enfrentamientos con delincuentes o pandilleros.

Matan a policía para robarle $2,000

El último ataque contra un agente policial se registró ayer al mediodía, y la víctima, en esta ocasión, fue un cabo de la Policía, quien fue acribillado a balazos, minutos después de haber salido de una agencia bancaria situada en un centro comercial de Santa Ana, según fuentes de la Policía.

La víctima, Miguel Ángel Vásquez Vásquez, de 38 años, acababa de retirar 2,000 dólares del banco, aparentemente para comprar una motocicleta. Cuando el cabo Vásquez Vásquez circulaba por el cantón Cantarrana, fue atacado a balazos por varios delincuentes para robarle.

Sin embargo, Vásquez aparentemente habría respondido al ataque con la pistola que llevaba, pero un oficial de la Policía dijo que desconocía si había lesionado alguno de sus atacantes.

Los delincuentes le quitaron el dinero que recién había retirado del banco, al parecer, de un préstamo; y su arma de fuego. Vásquez Vásquez estaba asignado al puesto de Policía de Nahuizalco, Sonsonate.

La Policía de Santa Ana realizó un operativo de persecución de los atacantes del cabo Vásquez, pero no hubo sospechosos detenidos.

Asesinan dueño de tienda por extorsión

Rafael Guardado, de 52 años y dueño de una tienda, fue asesinado a balazos por tres hombres con apariencia de pandilleros, aparentemente porque no les quiso dar dinero como parte de la extorsión.

El hecho se produjo la noche del domingo pasado en el cantón San José El Naranjo, en Jujutla, Ahuachapán.

Guardado, quien hace seis meses retornó de Estados Unidos, después de residir por 10 años en esa nación norteamericana, estaba en la sala de su casa y llegaron los tres individuos haciéndose pasar como clientes.

La víctima salió a atenderlos, pero los sujetos le exigieron que tenía que entregarles una cuota de dinero cada cierto tiempo. Guardado les dijo que no se los podía dar porque no le alcanzaba el dinero, por lo que los delincuentes le dispararon de inmediato.

La Policía también maneja el móvil del robo.

Amigos de la víctima repudiaron el hecho de que a Guardado lo hayan asesinado solo por no pagarles la extorsión de la que era víctima, porque no tenía dinero.

Agregaron que al regresar de Estados Unidos, él abrió la tienda con los ahorros de los 10 años de estuvo trabajando en el país norteamericano.

La Policía arrestó a un menor de 17 años como sospechoso de participar en el crimen. Guardado había dado trabajo al sospechoso en su tienda, según dijeron amigos.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación