Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Recuperan cuerpos de avioneta accidentada

A las 4:05 de ayer finalizó la recuperación de los cuerpos en Suchitoto

De los cuatro tripulantes de la aeronave que cayó ayer en el lago Suchitlán, en Suchitoto, Cuscatlán, solo sobrevivió Josué Armando Velásquez Argueta. fotos EDH / Jaime Anaya.

De los cuatro tripulantes de la aeronave que cayó ayer en el lago Suchitlán, en Suchitoto, Cuscatlán, solo sobrevivió Josué Armando Velásquez Argueta. fotos EDH / Jaime Anaya.

De los cuatro tripulantes de la aeronave que cayó ayer en el lago Suchitlán, en Suchitoto, Cuscatlán, solo sobrevivió Josué Armando Velásquez Argueta. fotos EDH / Jaime Anaya.

La tarde de ayer fue recuperado el último de los cuerpos de las personas accidentadas en la avioneta que cayó en las aguas del lago Suchitlán, en Suchitoto, la mañana del miércoles.

La última víctima recuperada fue el teniente coronel José Corleto, un maestro de aviadores, como lo describieron quienes le conocieron.

El teniente Corleto Andrade era un piloto aviador, veterano de la guerra de las 100 horas con Honduras en 1969 y veterano, también, del conflicto armado que vivió el país en los ochenta.

La mañana de ayer, la Fuerza Aérea de El Salvador informó sobre la recuperación de los restos del sargento José Armando Roque Mulato. El miércoles por la tarde ya se había extraído el cuerpo del aerotécnico Sergio Luis Funes.

De los cuatro tripulantes, solo sobrevivió Josué Armando Velásquez Argueta, un técnico en mantenimiento de aviones.

El ministro de la Defensa, David Munguía Payés, confirmó que el aerotécnico evacuado con vida continúa ingresado en el hospital Militar Central, con un pronóstico reservado y en condición estable.

La aeronave se accidentó a eso de las nueve de la mañana del miércoles, en un sector del Lago Suchitlán , frente a las islas El Ermitaño y Los Tercios, 2,500 metros al sur de Puerto San Juan, informó la Policía.

Según datos de la Fuerza Armada, la avioneta sufrió desperfectos mecánicos y se precipitó al agua.

Desde el momento del accidente se intensificaron las labores de búsqueda que se prolongaron hasta las ocho de la noche.

Ayer, a partir de las seis de la mañana, se reinició la búsqueda de dos de los tres tripulantes que aún estaban desaparecidos.

Fuerza Naval se incorporó a las tareas, en la que participaron, también, la Cruz Roja, la Cruz Verde, la Policía y pescadores de la zona.

El ministro de la Defensa Nacional, acompañado de los miembros del Alto Mando de la Fuerza Armada, también se embarcaron en el lago Suchitlán.

Los militares se dirigieron al área donde buzos de combate del Comando de Fuerzas Especiales y personal de la Unidad Humanitaria de Rescate ubicaron la cabina de la aeronave accidentada en la cual se encontraron atrapados los tripulantes fallecidos.

El ministro explicó que será la Comisión Investigadora de Seguridad Aérea la que presente un informe sobre las causas del accidente.

Avioneta se hundió en segundos

Un pescador artesanal que se encontraba en el lago Suchitlán, al momento del accidente, describió el momento en que la aeronave comenzó a descender y caer sobre la laguna.

Él relató haber visto cuando el piloto intentó evitar el impacto, pero el ala derecha golpeó con el agua y se separó de la nave.

Después, la avioneta cayó, dio una vuelta y se hundió en cuestión de segundos, relató el testigo. Según los buzos que ayer participaron en la búsqueda, el lago tiene una profundidad de entre 20 y 30 metros

Luego que la aeronave cayó, el testigo y otro pescador auxiliaron al único tripulante que sobrevivió y que quedó a ras del agua.

Lo subieron a una balsa y lo desplazaron al puerto San Juan. Luego, la víctima fue llevada al hospital de Suchitoto y más tarde, fue trasladada al hospital militar , donde su salud se mantiene estable.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación