Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Se recrudece violencia en centro capitalino

No menos de cinco personas han sido asesinadas en el centro de San Salvador en la última semana, según PNC

José Adolfo López, de 35 años fue ultimado ayer en el mercado Central de San Salvador.

La fotografía corresponde al asesinato de un vendedor de tomates en noviembre pasado. El domingo anterior mataron a un vendedor de verduras en los alrededores del mercado Central.  | Foto por Archivo

José Adolfo López, de 35 años fue ultimado ayer en el mercado Central de San Salvador.

Los asesinatos en los alrededores del mercado Central de San Salvador van en aumento. Ayer por la mañana, asesinaron a un vendedor de verduras identificado por la Policía como Cruz Calderón, de 30 años.

El ataque se produjo a eso de las 8:30 de la mañana, cuando Calderón se dedicaba  a la venta de verduras.

La Policía informó que desconocía los motivos del crimen, y además no hubo ningún sospechoso capturado.

Las autoridades policiales han señalado que no menos de medio centenar de asesinatos se han registrado en los alrededores del mercado Central en el transcurso de este año. La mayoría de los asesinatos le son atribuidos a pandilleros que operan en la zona en un intento por tener presencia en determinadas zonas para  extorsionar a los comerciantes.

En otros de los casos, existen rencillas entre comerciantes por problemas personales o por la disputa de clientes también han terminado en muertes violentas.

Comerciantes del sector no han descartado que algunas de las víctimas, aunque sean vendedores o trabajadores, tenían algún vínculo con las pandillas.

La mayoría de las víctimas de la violencia en los contornos del mercado Central han sido pandilleros, vendedores informales, comerciantes y hasta vigilantes particulares que les han impedido a las pandillas a que sigan extorsionando a los dueños de los negocios.

Asesinan adulto mayor                                            en Nahuizalco                                                                                                            

Roberto Antonio Hernández Morán, de 65 años, fue asesinado a balazos el domingo en el cantón El Canelo de Nahuizalco, Sonsonate, informaron fuentes policiales. Sin embargo, las autoridades policiales dijeron que no se sabía aún el móvil del crimen, aunque no descartan que se trate de algún problema personal que tuviese la víctima.

La oficina fiscal de Santa Tecla reportó en su cuenta de twitter, los asesinatos de dos personas en La Libertad. El cadáver de un hombre desconocido fue hallado ayer por la mañana en la entrada al cantón Barranca Honda, en San Juan Opico, La Libertad.

La víctima tenía signos de violencia que demostraban que había sido torturado. Además el cuerpo estaba atado de pies y manos. A la víctima no se le pudo identificar porque no tenía documentos personales, según la Policía.

En la misma zona se produjo otro homicidio. Este se registró en la colonia Las Palmeras, en Quezaltepeque, sobre la calle hacia El Platanillo. En este sitio asesinaron a Oscar Amílcar Hernández, de 40 años, quien recibió varios balazos.

Las autoridades policiales no tienen mayores detalles sobre el móvil del crimen.

Así también, la oficina fiscal de Chalatenango reportó la muerte violenta del menor Nelson Enrique F. G., de 16 años en el cantón Tipala, en La Reina. Las autoridades fiscales no revelaron mayores detalles sobre el crimen del menor, por el cual no hubo detenciones de sospechosos.

Otro menor fue asesinado la tarde de ayer en la colonia Santa María II, en Ciudad Delgado, San Salvador. Daniel Adalberto C.I., de 16 años, murió a pedradas que le lanzaron supuestos pandilleros, informó la Fiscalía. Por el crimen del joven, la Policía no pudo arrestar a ningún sospechoso.

En el punto de microbuses de la ruta A1 en la colonia Montelimar, en Olocuilta, La Paz, fue asesinado un hombre no identificado, informó la Policía.

Las autoridades policiales informaron que no tenían mayores detalles del crimen ni tampoco sabían si los hechores eran pandilleros o no. Además, las autoridades fiscales reportaron el asesinato de un hombre no identificado en el cantón Los Jobos, en Santa Elena, Usulután. Se desconocen el móvil del crimen, aunque las autoridades no descartan de que la víctima sea pandillero.

Las autoridades del Instituto de Medicina Legal estiman que la violencia desatada durante el 2015 pueda alcanzar a las 6,600 víctimas, una cifra sin registros en la historia del país.

Los datos del Instituto Forense detallan que del uno de enero hasta el 30 de noviembre se tenían 6,075 víctimas de la violencia, lo que representa un 73 por ciento de aumento con respecto al año 2014.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación