Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Reconstruyen percance en que murió señora

La defensa de un busero quería demostrar que él no vio que la víctima estaba frente al bus al arrollarla.

La diligencia en el redondel Árbol de la Paz, del bulevar Los Próceres, obligó a cerrar vías aledañas. Foto EDH / Cortesía

La diligencia en el redondel Árbol de la Paz, del bulevar Los Próceres, obligó a cerrar vías aledañas. Foto EDH / Cortesía

La diligencia en el redondel Árbol de la Paz, del bulevar Los Próceres, obligó a cerrar vías aledañas. Foto EDH / Cortesía

Caos vial en la zona del redondel del Árbol de la Paz generó, ayer, la recreación del accidente vial donde Rosa María Calero, de 55 años, murió arrollada por el chofer de un bus del transporte público.

Durante más de dos horas, el paso por la zona fue restringido en la parte baja del redondel, mientras miembros del Tribunal Sexto de Sentencia y agentes policiales recreaban el hecho ocurrido el 6 de marzo del año pasado.

Con esta diligencia, el abogado de Ricardo Morales, de 32 años, pretendía demostrar que el imputado no mató con dolo a la víctima, sino que todo fue un accidente y, por lo tanto, debe salir libre.

La Fiscalía ha solicitado al Tribunal que Morales sea condenado por el delito de homicidio agravado, pues aseguran que hay suficientes evidencias que demuestran que atropelló deliberadamente a la señora.

"Tenemos los elementos indispensables para una condena. Nosotros acusamos por el delito de homicidio agravado que puede tener una pena de hasta 30 años. Las pruebas presentadas serán reafirmadas con esto (la recreación)", dijo el fiscal del caso.

Quieren sentar precedente

El representante legal de la familia Calero, Nelson García, explicó que los dolientes quieren sentar un precedente, por medio de una condena ejemplar.

"Lastimosamente es el proceder tradicional de este sector (los buseros) que agravian a los conductores particulares", sostuvo García.

Rosa María fue arrollada por Morales, quien manejaba un bus de la Ruta 92, que hacía un recorrido fuera de su ruta.

Según el relato de los testigos, el busero colisionó la unidad que manejaba con el vehículo de la víctima, por lo que la mujer se bajó a reclamarle.

El hombre se negó a conciliar con la señora por los daños ocasionados al automotor y pretendía darse a la fuga.

Según la Fiscalía, en su afán por retener al busero, Calero se colocó frente a la unidad para cerrarle el paso. Sin embargo, el hombre habría ignorado los reclamos de la víctima y las advertencias de testigos que le decían que la atropellaría y emprendió la marcha embistiéndola.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación