Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Recomiendan a usuarios no perder de vista su tarjeta

La comodidad de pagar el combustible desde su auto o no caminar hasta la caja del restaurante le puede salir caro, pues pueden duplicar y vaciar su tarjeta.

Usuario de cajero relata hallazgo de dispositivo ajeno al aparato, que es usado para clonar las tarjetas. Foto EDH

Usuario de cajero relata hallazgo de dispositivo ajeno al aparato, que es usado para clonar las tarjetas. Foto EDH

Usuario de cajero relata hallazgo de dispositivo ajeno al aparato, que es usado para clonar las tarjetas. Foto EDH

El consejo más importante que el Comité de Seguridad de la Asociación Bancaria Salvadoreña (Abansa) ofrece a los ciudadanos es no perder de vista el plástico, cuando va a pagar sus compras en un establecimiento, restaurantes, supermercados o gasolineras.

El mismo consejo hace la jefa de Patrimonio Privado de la Fiscalía, Carolina Nóchez, con respecto al tema.

Hay tarjetahabientes que por comodidad confían sus tarjetas a los empleados de negocios, sin imaginarse todo el daño que puede ocurrirle.

Según las investigaciones de las autoridades, es el momento en que los integrantes de estas estructuras aprovechan para extraer toda la información para copiarla en otro plástico y vaciar el dinero disponible de la víctima.

Para no caer en esas trampas cuando se paga con tarjeta y el vendedor no le pide que firme el comprobante, desconfíe. Esa es una señal de un posible negocio donde se puede estar cometiendo fraude, ya que es una obligación de todo comerciante y si no lo hace es un indicio de que ahí se puede estar dando algún tipo de fraude, aseguró un ejecutivo de la Defensoría del Consumidor.

Un ejecutivo de Abansa dijo que antes de Semana Santa recibieron alertas de la Policía de que extranjeros estaban siendo involucrados en el fraude de tarjetas cuyos propietarios resultaron tener cuentas activas en España.

Agrega que lo importante en estos casos es que el usuario de bancos aprenda a identificar el problema y tome sus precauciones.

En las últimas semanas, la Policía ha detenido a sujetos con abundantes tarjetas de créditos que se suponen las han clonado.

El ejecutivo de Abansa sugiere que "enfocar nuestros esfuerzos a la prevención con las medidas de seguridad al momento de hacer uso de medios electrónicos, más cuando hacen retiros de cajeros automáticos o realizan pagos en comercios afiliados".

Según él, "es responsabilidad de los titulares observar que su tarjeta sea bien utilizada y a la hora de pago, no la deslicen en otro dispositivo que no sea el POS en una compra normal".

Además el usuario debe monitorear constantemente sus cuentas y no esperar hasta recibir el informe bancario para detectar una irregularidad.

Generalmente, las clonaciones ocurren en centros comerciales, al mediodía. En los restaurantes, en cambio, ocurre por las noches, pero no hay días especiales. Por lo general, los clonadores no son detectados sino hasta que son capturados. Ellos suelen vestir prendas de marcas exclusivas.

La mayoría sale de tiendas exclusivas con compras como dispositivos electrónicos de buena calidad y marcas, así como con prendas finas.

El comercio en línea o por Internet es otro mecanismo en el que el usuario corre riego de un fraude; sin embargo, las autoridades aclaran que el sistema es más seguro, pues hay códigos de seguridad que solo los maneja el titular de la tarjeta.

No obstante, aclaran que si se roban las tarjetas, los clonadores pueden hacer compras por Internet.

Los ejecutivos de seguridad de Abansa recomiendan, en cuanto al acceso de negocios por Internet, utilizar su máquina personal y que la misma cuente con un buen antivirus actualizado.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación