Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Rastra a excesiva velocidad mata a cinco en El Carmen

Gente observaba escena de otra persona arrollada

Cinco personas murieron arrolladas el jueves, por una rastra manejada a excesiva velocidad. foto edh / @Bvilleda89

Cinco personas murieron arrolladas el jueves, por una rastra manejada a excesiva velocidad. foto edh / @Bvilleda89

Cinco personas murieron arrolladas el jueves, por una rastra manejada a excesiva velocidad. foto edh / @Bvilleda89

El intento por ayudar a una persona que había sido atropellada por un vehículo terminó en tragedia, la noche del pasado jueves. Cinco personas murieron y al menos 20 más resultaron con golpes de diversa gravedad, de acuerdo con informes de la Policía Nacional Civil (PNC).

Según la versión de las autoridades, no se descarta que la causa del múltiple atropellamiento sea la imprudencia y el exceso de velocidad.

La noche del jueves, María Felipa Girón, de 44 años, se cruzaba la carretera Panamericana, a la altura del kilómetro 38, cuando fue atropellada. El conductor responsable huyó del lugar y la mujer quedó tendida en el pavimento.

Tras este incidente, ocurrido en el sentido de oriente a poniente, familiares de Girón y otras personas residentes en el sector corrieron para auxiliarla y llevarla a un centro asistencial, explicó la PNC.

Pero la mujer ya había fallecido debido al impacto que recibió.

En poco tiempo se formó una aglomeración en el sector y agentes de la Policía comenzaron a regular el paso de vehículos, mientras se desarrollaba el procedimiento para reconocer legalmente el cuerpo de la víctima, agregaron las autoridades.

Las personas estaban distraídas, viendo el procedimiento y no se percataron de que una rastra se aproximaba a excesiva velocidad.

El conductor del vehículo pesado no pudo detener la máquina a tiempo y arrolló a la multitud. También impactó contra otros automotores que estaban estacionados en la carretera, aseguró un agente de la PNC que custodiaba la zona, luego del segundo incidente.

Entre el grupo que fue arrollado por la rastra se encontraban Pedro Girón y Ana María de Girón. Eran los padres de Felipa, quienes aguardaban a que terminara el procedimiento de los forenses y fiscales para que les entregaran el cuerpo y velarlo.

Otros familiares también fueron víctimas

Ambos murieron. El padre quedó bajo el enorme camión mientras que la mamá fue llevada un hospital de Cojutepeque, pero falleció a consecuencia de las lesiones que había sufrido, explicaron las autoridades.

También se encontraban Ruth Arely Sánchez y Moisés Elías Carpio, que murieron arrollados.

A ellos se suman al menos 19 personas más que sufrieron golpes de diversa gravedad y que fueron trasladados a distintos centros asistenciales de la zona, explicó la Policía.

El motorista de la rastra, cuya indentidad no fue proporcionada por la PNC, fue detenido poco después de ocurrido el hecho y lo trasladaron a la base del Sistema de Emergencia 911 de Cojutepeque.

Lo acusarán de homicidio culposo, lesiones culposas, entre otros delitos.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación