Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Raptan y luego liberan a subsargento de la Presidencia

El militar fue privado de libertad por un grupo de pandilleros en un restaurante ubicado en el desvío de la autopista de Comalapa a San Luis Talpa.

En la carretera que une la autopista al aeropuerto y San Luis Talpa, fue secuestrado el soldado. Foto EDH / Lisete Monterrosa

En la carretera que une la autopista al aeropuerto y San Luis Talpa, fue secuestrado el soldado. Foto EDH / Lisete Monterrosa

En la carretera que une la autopista al aeropuerto y San Luis Talpa, fue secuestrado el soldado. Foto EDH / Lisete Monterrosa

Un subsargento del Estado Mayor Presidencial (EMP) fue raptado ayer por pandilleros en las cercanías de un restaurante ubicado entre la autopista a Comalapa y el desvío a San Luis Talpa, La Paz, informaron las autoridades.

El militar fue identificado como Carlos V., quien se encontraba esperando un bus cerca del hotel-restaurante cuando varios pandilleros, a bordo de un vehículo negro, se lo llevaron de forma violenta.

Las autoridades montaron un rastreo de búsqueda en la zona de San Luis Talpa, posteriormente se informó que el soldado fue rescatado con vida. No se reportaron capturas por el hecho.

25 años por matar a esposa

Un hombre fue encontrado culpable por el Tribunal de Sentencia de Chalatenango de asesinar a su esposa y lanzar su cadáver a un pozo para ocultar su crimen.

El condenado es Walter Alfredo Molina Sánchez, de 41, condenado por matar a su esposa María Raquel Ardón de Molina, de 33 años.

La jefa de la Unidad de Delitos Relativos a la Niñez, Adolescencia y la Mujer de la FGR de Chalatenango, Yeni Yosselin Guandique Bonilla, informó que la víctima se había separado de su esposo, aparentemente por maltratos. Sin embargo, su esposo continuaban llegando a la casa ya que tenían dos hijas en común.

La víctima fue encontrada muerta en un pozo cercano a su casa el 22 de marzo de 2013 tras salir de su casa luego de recibir una llamada telefónica de origen desconocido.

Medicina Legal confirmó que la mujer fue asesinada el 22 de abril de ese año.

La Fiscalía indicó que las investigaciones determinaron que la víctima desapareció de su casa y que días después su esposo llamó a sus cuñadas y fingió ser ella para manifestarles, vía mensajes de texto, que estaba bien, pero que se había ido con otro hombre.

En los mensajes la supuesta víctima pedía que no la buscaran más y que la dejaran rehacer su vida.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación