Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Racha de asesinatos en el país incluye a cuatro vendedores

La Fiscalía General registró el jueves no menos de 15 muertes violentas

Homicidio

Una mujer identificada como Rosa Élida, de 52 años, fue asesinada ayer mientras vendía verduras afuera del mercado Central de San Salvador. | Foto por Menly Cortéz

Homicidio

En menos de seis horas, tres comerciantes de verduras y un empleado de una distribuidora comercial  fueron asesinados ayer en diferentes ataques armados registrados en La Libertad, San Salvador y Ahuachapán.

Todas las víctimas eran quienes se encargaban de llevar el sustento a sus familias.

A las 8:30 de la mañana, Santos de Jesús Sosa Rojas, de 52 años, fue ultimado a balazos a unos dos kilómetros de su vivienda, en el caserío La Isla, del cantón Agua Escondida, en San Opico, La Libertad.

La víctima fue interceptada en la calle principal del cantón, cuando manejaba un pick up en el que llevaba pipianes y sandías, que se disponía a  vender en el mercado del municipio.

El cadáver de Sosa fue encontrado a pocos metros del vehículo, por lo que se presume que los delincuentes lo obligaron a que se bajara, lo despojaron de sus pertenencias y después lo mataron.

Fuentes policiales informaron que el señor viajaba con otros dos hombres, quienes presuntamente eran sus ayudantes. Los atacantes no les hicieron daño y lograron escapar de la escena.

El comerciante habitó toda su vida en la zona y desde joven se dedicó al cultivo de hortalizas y frutas para sostener a su familia.

El lugar donde fue cometido el asesinato es el límite que se disputan la pandilla 18 y la Mara Salvatrucha.

La Policía informó que, la semana pasada, en la misma zona, dos hombres que estaban trabajando como cortadores de caña fueron raptados por pandilleros. Hasta ayer aún se desconocía el paradero de ambos, dijeron las autoridades.

Horas más tarde, otro comerciante de verduras y hortalizas fue ultimado en circunstancias similares en el cantón Izcasquilillo, caserío La Ceiba, en Atiquizaya, Ahuachapán.

Diariamente, el señor, quien no fue identificado, viajaba desde Nahuizalco, Sonsonate, para ofrecer su mercadería en diferentes zonas de Ahuachapán y Santa Ana. El ataque contra el comerciante, quien tenía unos 40 años, fue cometido cuando pasaba por la línea férrea en un pick up. 

En este caso las autoridades también sospechan que los hampones le quitaron la vida con la intención de robarle el dinero.

Mientras que Rosa Élida, de 52 años, también estaba comercializando verduras, ayer al mediodía, cuando fue acribillada ante decenas de testigos.

El homicidio fue cometido por varios hombres en la calle Gerardo Barrios, a un costado del edificio Número 1 del mercado Central, en el centro de San Salvador.

La mujer, quien era conocida como “Colocha”, tenía una lesión de bala en la cabeza y varias más en el tórax, informó la Policía.

Las autoridades no determinaron el móvil del homicidio, pero en las últimas semanas  se han registrado varias muertes violentas en ese sector.

Entre los muertos había varios comerciantes quienes fueron ultimados por pandilleros porque supuestamente se negaban a pagarles el dinero de la extorsión.

Un grupo de mareros también mató ayer a Carlos Gálvez, de 19 años, en la colonia Las Mercedes II, en el cantón Plan del Pino, en Ciudad Delgado. Él andaba trabajando para una distribuidora de artículos por catálogo cuando fue atacado con arma de fuego.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación