Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

¿Quiénes han sido las víctimas del crimen?

Medicina Legal realizó en marzo 559 autopsias en todo el país. También hizo 785 levantamientos de cadáveres

El policía Santos Hernández fue sepultado ayer en San Luis Talpa, La Paz. Lo asesinaron el lunes. Foto EDH / Douglas Urquilla

El policía Santos Hernández fue sepultado ayer en San Luis Talpa, La Paz. Lo asesinaron el lunes. Foto EDH / Douglas Urquilla

El policía Santos Hernández fue sepultado ayer en San Luis Talpa, La Paz. Lo asesinaron el lunes. Foto EDH / Douglas Urquilla

Tras las frías estadísticas de los homicidios que abaten al país, está el drama y horror que viven miles de familias salvadoreñas.

Los datos recabados por Medicina Legal en marzo pasado dan cuenta de que las personas que más matan son adolescentes y jóvenes que rondan los 15 y 24 años.

Le siguen los hombres con edades entre los 30 y 44 años.

Entre las cifras resaltan los asesinatos de nueve menores. Tenían de 10 a 14 años.

Los casos atendidos por la Fiscalía y la PNC indican que algunos de estos menores estaban involucrados en pandillas. Otros fueron víctimas de ataques de pandilleros.

Los asesinos no han perdonado a las víctimas cuyas edades rondan los 60 años. Son 17 de esa edad asesinadas.

Incluso ayer un custodio del penal de San Miguel, de 60 años, fue privado de su libertad y asesinado.

Los crímenes contra los hombres prevalecieron en marzo en comparación con el de las mujeres.

Fueron 445 hombres y 31 mujeres los asesinados. Hay otras seis víctimas que por su estado de descomposición no han sido identificadas en su género. Harán pruebas de ADN para establecer su sexo.

La mayoría de asesinatos perpetrados en marzo se cometieron en San Salvador, con 191 casos.

Los otros departamentos con más homicidios son La Libertad con 51 y Sonsonate con 35.

Los datos recabados y publicados por este medio muestran que la mayoría de víctimas ha sido atacada en la calle, en su casa, en el transporte público y en su lugar de empleo.

El departamento de Morazán, que se había mantenido alejado de los datos de asesinatos, reportó uno.

El director de Medicina Legal, Miguel Fortín, explicó que en sus estadísticas se refleja que la mayoría de homicidios fueron cometidos con armas de fuego de diversos calibres.

Suman un total de 375 asesinatos que fueron perpetrados en marzo con armas de fuego.

Otras 42 personas fueron asesinadas con armas cortopunzantes. Otras 26 con objetos contundentes, seis estranguladas y tres vapuleados. Las cifras indican que seis víctimas fueron halladas en estado de putrefacción, lo que ha dificultado su identificación, incluso de su sexo.

Un dato que resalta entre las estadísticas, según Fortín, es que han identificado los 10 municipios con más índices de homicidios en marzo: San Salvador con 52, Apopa con 29, Soyapango con 27, San Miguel con 20, Mejicanos con 19, Quezaltepeque con 18, Zacatecoluca con 15 y San José Villanueva con 11.

Aunque las autoridades de la Policía Nacional Civil han mencionado que la mayoría de homicidios son de pandilleros, Magaña indicó que eso no lo pueden corroborar.

El martes la cifra de asesinados llegó a los 17.

Víctimas del terror

Miguel Fortín fue duro al manifestar que las pandillas mantienen al país en una vorágine de terror y angustia.

"Todos somos víctimas del terror. Son bandas criminales que pretenden tenemos deprimidos para que no podamos actuar", dijo el funcionario de Medicina Legal. Agregó que los actos criminales mantienen doblegada a la nación y esto es preocupante.

Ante esto dijo que la PNC está obligada a actuar con represión como se lo manda la ley.

"Estamos en una situación de peligro y la PNC deberá de tomar su carácter represivo", añadió Fortín Magaña.

Agregó que incluso los rumores inculcan temor entre la población debido a la angustia en que se vive.

Ataques a policías

Otro punto que abordó Fortín Magaña es el ataque del que están siendo víctimas los miembros de la Policía Nacional Civil (PNC).

"El policía de a pie está preocupado".

Incluso catalogó como un acto de barbarie el ataque contra policías del PPI en el Centro Judicial Isidro Menéndez que dejó un muerto. "Esto es un acto de barbarie", dijo.

"Es inédito y preocupante esta situación de violencia desbordada", dijo.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación