Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Queman bus después de robarle a pasajeros

Las autoridades policiales señalan que los responsables del atentado, en el que no hubo víctimas, fueron pandilleros

Dos residentes de Las Pampas, Tecoluca, San Vicente, observan el bus de la Ruta 177 que fue quemado por al menos cinco hombres con apariencia de mareros. Fotos EDH / Douglas Urquilla.

Dos residentes de Las Pampas, Tecoluca, San Vicente, observan el bus de la Ruta 177 que fue quemado por al menos cinco hombres con apariencia de mareros. Fotos...

Dos residentes de Las Pampas, Tecoluca, San Vicente, observan el bus de la Ruta 177 que fue quemado por al menos cinco hombres con apariencia de mareros. Fotos EDH / Douglas Urquilla.

Al menos cinco hombres con apariencia de pandilleros, quemaron ayer por la mañana un autobús de la Ruta 177 que hace su recorrido entre Zacatecoluca y San Vicente, luego de haber despojado de sus pertenencias a los pasajeros.

Los delincuentes, quienes llevaban pistolas para intimidar a las víctimas, se subieron al autobús como pasajeros, en el sector conocido como El Copinol de Zacatecoluca, un sitio asediado por mareros de la 18.

Al llegar al caserío Las Pampas, Tecoluca, los individuos obligaron al motorista a desviarse de su ruta e introducirse un kilómetro a una zona rural. Enseguida, los delincuentes comenzaron a despojar de dinero y prendas de valor a los pasajeros, y los bajaron del bus. Después le rociaron de combustible y le prendieron fuego al automotor.

"Podría ser una hipótesis que (lo hicieron) miembros de pandillas, pero ahorita hay algunas líneas de investigación que se van a ir descartando, según transcurran las investigaciones", dijo un oficial de la Policía.

Uno de los empresarios del transporte, agregó que el atentado contra el autobús es parte de la inseguridad que vive el país, pero que les parecía extraño, porque ellos no han dejado de pagar las extorsiones a las pandillas.

Sin embargo, otros dirigentes de la referida ruta creen que el atentado pudo haberse derivado del hecho de que las pandillas les han aumentado la "cuota de la extorsión" y ellos, no habían cumplido con esas demandas.

"Lamentablemente, uno trabaja de buena fe, lo hacemos sin perjudicar a nadie, lo hacemos para darles un servicio a los usuarios", dijo un empresario de autobuses, al lamentar que la quema del autobús les causó pérdidas por más de 25,000 dólares porque recién había sido adquirido y puesto a circulación.

"Esto ha sido como un baldazo de agua fría para nosotros", aseveró uno de los dirigentes de la referida ruta.

Cifras de Inversiones y Negocios de Fecoatrans detallan que este 2014, 32 ataques se han registrado dentro de las unidades del transporte público, los cuales han dejado 30 empleados asesinados y más de 50 heridos. Además se han cometido tres quemas de unidades, entre buses y microbuses.

Analistas: "mensaje de terror y miedo"

El exdirector de la Policía Rodrigo Ávila y el criminólogo y articulista de El Diario de Hoy Carlos Ponce, coincidieron en que estos hechos , a los que calificaron como actos de terrorismo, buscan enviar un mensaje de terror y de miedo a la población y a las autoridades del nuevo gobierno.

"Están mandando mensajes de terror para que la gente se alarme, ya no se conforman con robar sino que le prenden fuego al bus, están patrimonializando el miedo, que es su materia prima", manifestó Ávila.

Ávila sostuvo que personas que residen en Zacatecoluca, han asegurado que se han incrementado los asaltos a pasajeros de autobuses, en los últimos meses.

Ponce explicó que las quemas a las unidades del transporte público, son instrumentalizadas por las pandillas para ejercer algún tipo de presión.

"Podría estar relacionado con el tema de la extorsión o también la intención de las pandillas , de tomar una posición de ventaja para presionar a retomar las negociaciones, con el nuevo gobierno", dijo Ponce.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación