Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Quedarse varado le costó que lo chocaran dos veces

Conductor asegura que se hizo a la orilla y trató de advertir a otros del riesgo; sin embargo, algunos no lo vieron a tiempo e impactaron su vehículo.

Fallas mecánicas obligaron a Carlos Marroquín a hacerse a un lado, pero dos conductores lo impactaron. Foto EDH/Jaime Anaya

Fallas mecánicas obligaron a Carlos Marroquín a hacerse a un lado, pero dos conductores lo impactaron. Foto EDH/Jaime Anaya

Fallas mecánicas obligaron a Carlos Marroquín a hacerse a un lado, pero dos conductores lo impactaron. Foto EDH/Jaime Anaya

A las 5:20 de la mañana de ayer, apenas iniciaba la ruta para llegar a su trabajo en San Salvador, cuando el vehículo de Carlos Marroquín comenzó a presentar fallas mecánicas y poco después quedó varado en pleno bulevar ex-Diego de Holguín.

Otro conductor que viajaba atrás de él, en el mismo carril, lo colisionó por la parte trasera y del impacto lo movió aún más al centro de la vía.

Para rematar, minutos después el conductor de una camioneta tampoco se fijó y también lo impactó.

Marroquín viajaba desde comunidad La Mascota, en el kilómetro 9 del bulevar ex-Diego de Holguín, hacia el plantel donde estaba el automotor con el que se gana la vida.

"Cuando el vehículo me dio problemas, me hice a la orilla para intentar arrancarlo. Pero en eso estaba, cuando otro vehículo me embistió y me llevó a media vía", relató el angustiado conductor.

A pesar de que fueron tres los vehículos accidentados, solo Marroquín resultó con lesiones leves. No obstante el percance que había atravesado, estaba consciente para contar los que le había tocado vivir minutos antes.

Marroquín viajaba solo y dijo que siempre acostumbra movilizarse más temprano, cuando hay menos tráfico, pero reconoce "que cuando el golpe es para uno, por más que haga, no se lo quita".

Agregó que tras los golpes recibidos en su vehículo, placas P-357832, quedó atrapado dentro de los hierros del automotor, pero pudo salir por su cuenta.

Una vez afuera, comenzó hacer señales a los demás conductores para advertirles del riesgo. Aunque quienes lo impactaron no se percataron a tiempo, relató.

No se descarta que la oscuridad de la madrugada y la escasa iluminación en una arteria de mucho tráfico sean factores para que ocurriera el percance.

La distracción del conductor y conducir a excesiva velocidad figuran entre las principales causas de los accidentes en el país.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación