Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

"Que la muerte de Dariana sirva para que esto no se repita nunca"

Hoy su padre enfrenta a la justicia por feminicidio

Morena Guadalupe, de 20 años, rompe en llanto frente al féretro de su hija, Dariana Alexandra, quien murió a causa de los golpes que le realizó su padre el 28 de agosto pasado en el cantón Los Lagartos, en Sonsonate. Fotos EDH / Lissette Lemus.

Morena Guadalupe, de 20 años, rompe en llanto frente al féretro de su hija, Dariana Alexandra, quien murió a causa de los golpes que le realizó su padre...

Morena Guadalupe, de 20 años, rompe en llanto frente al féretro de su hija, Dariana Alexandra, quien murió a causa de los golpes que le realizó su padre el 28 de agosto pasado en el cantón Los Lagartos, en Sonsonate. Fotos EDH / Lissette Lemus.

"A Dariana Alexandra ya nadie la revivirá. Pero ojalá que su muerte no sea en vano y sirva de ejemplo para que la violencia contra las mujeres y los niños se detenga en este país", reflexionaba ayer una pariente de la niña durante su entierro.

Dariana Alexandra de cinco meses fue golpeada por su padre contra una pared en el cantón Los Lagartos, en San Julián, Sonsonate, el jueves 28 de agosto. El martes pasado murió por la gravedad de las lesiones en el hospital.

Ayer el cuerpo de la niña fue sepultado en un polvoriento y descuidado cementerio del referido cantón.

Los parientes, amigos y vecinos, caminaron cerca de tres kilómetros para sepultar a la bebé. Hubo oraciones, cantos y lágrimas.

Al paso de la caravana se unían más conocidos de la familia. Otros, solo veían con tristeza el pequeño féretro rodeado con descoloridas y marchitas flores.

"A cualquiera conmueve eso. No hay perdón para el que hizo esa barbarie, la niña no tiene la culpa de lo que eran sus padres", expresó una señora que paró de vender frescos como un acto de respeto al funeral.

Morena Guadalupe, de 20 años, era la madre de la bebé. Ayer aclaró a periodistas que Douglas Molina era el padre biológico de su hija y no el padrastro como lo había afirmado su madre y abuela de la niña a El Diario de Hoy.

La joven expresó que su vida junto a Douglas estuvo inmersa entre golpes, alcohol y ofensas verbales.

"Me golpeó bastante durante mucho tiempo. Cuando tenía tres meses de embarazo me pegó y cuando la niña tenía seis días de nacida, también me agredió", dijo Morena Guadalupe.

La doliente nunca tuvo el valor de denunciarlo ante la Policía, prefería callar y aguantar toda la violencia que salía de su pareja cuando andaba borracho.

Sus vecinos no estaban ajenos a esa violencia, se convirtieron en sus cómplices silencioso y ahora acompañaron en el dolor a la joven.

Los vecinos dicen que Douglas era muy violento, tenía relaciones y amistad con mareros de la MS de la zona.

Su hermano mayor se encuentra preso. La PNC afirmó que el sujeto mató a una mujer que padecía de sordera a la salida de un baile.

Hoy será acusado de feminicidio agravado en contra de la bebé de cinco meses. El imputado dice que no recuerda lo que hizo.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación