Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Procurador: la Policía es una de las instituciones más denunciadas

Afirma que el 30 % de las denuncias es contra agentes de la PNC

Las quejas de la población son por el procedimiento de los agentes a la hora de efectuar las detenciones. Foto EDH / Archivo

Las quejas de la población son por el procedimiento de los agentes a la hora de efectuar las detenciones. Foto EDH / Archivo

Las quejas de la población son por el procedimiento de los agentes a la hora de efectuar las detenciones. Foto EDH / Archivo

El procurador para la Defensa de los Derechos Humanos (PDDH), David Morales, confirmó que la Policía es constantemente denunciada por abuso de autoridad y viejas prácticas del pasado. Afirmó que el 30 por ciento de las denuncias que tramita esa institución es por violación a los derechos humanos cometidos por los agentes de la Policía Nacional Civil a la hora de realizar las detenciones en operativos.

El Diario de Hoy documentó hace unos días la detención de una persona y sus captores en la subdelegación de Soyapango cuando fue transportada con los ojos vendados, esposada de las manos y luego fue subida a una camioneta particular que no era una patrulla de la Policía.

"Debo decir que esta clase de abusos lamentablemente siguen sucediendo en El Salvador. La Policía Nacional Civil es la más denunciada ante la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos", reiteró el procurador Morales.

Agregó que cualquier persona que ha sido detenida como sospechosa de un delito y que además ha sido sometida por las autoridades y no ofrece resistencia no debe ser sujeto del uso desproporcionado de la fuerza ni sometido a tratos crueles y degradantes.

"El vendar, el incomunicar, aplicar gas pimienta, esposar a barrotes de ventanas, a sillas sin que sean una medida indispensable para la seguridad son malos tratos y tratos crueles degradantes que pueden generar un sufrimiento innecesario en la persona detenida", argumentó el procurador de Derechos Humanos.

Agregó que ese nivel de violencia podría escalar a llegar a tortura, "obviamente es una práctica inaceptable y constituye una violación de derechos humanos".

El funcionario reiteró que más del 30 por ciento de las denuncias cada año son por este tipo de hechos y contra la Policía, peor aún, dijo el procurador para la Defensa de los Derechos Humanos que los mecanismos de control interno, como la Inspectoría General de la Policía, y los Tribunales disciplinarios están sumamente debilitados y son poco efectivos para corregir este tipo de situaciones.

De tal manera que la que la Policía Nacional Civil y la institucionalidad de la seguridad en el país deben apostar mucho por fortalecer su sistema de controles internos y disciplinarios.

"Eso es importantísimo, yo quiero expresar mi preocupación por que hemos tenido en El Salvador, quizás por primera vez después de los Acuerdos de Paz, el lamentable caso de un incidente de desaparición forzada que es atribuida a varios miembros de la Fuerza Armada de El Salvador", dijo.

Explicó que militares integrantes de una patrulla habrían participado en la desaparición de tres jóvenes, lo cual ha implicado un proceso judicial y detenciones decretadas por un tribunal de El Salvador, sin dar mayores detalles sobre esa situación.

Esto, añadió, es algo que "debemos apostarle a estos controles de la seguridad como un mecanismo de garantía para la defensa de los derechos humanos", puntualizó el funcionario.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación