Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Procurador Derechos Humanos arremete contra Sala de lo Constitucional

Acusa de ser parcial en proceso de amparo en su contra. Magistrados constitucionalistas le ordenaron en tres oportunidades que reinstalara a exprocuradora y no lo hizo

El procurador para la Defensa de los Derechos Humanos, David Morales, durante la conferencia de prensa brindada este martes.

David Morales, procurador de los Derechos Humanos, enfrenta un proceso de amparo promovido por una exprocuradora adjunta de esa institución, quien asegura que la despidió de forma arbitraria,... | Foto por Archivo

El procurador para la Defensa de los Derechos Humanos, David Morales, durante la conferencia de prensa brindada este martes.

El procurador de los Derechos Humanos David Morales acusó el jueves a la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) de actuar con parcialidad en el proceso de amparo en su contra, el cual fue interpuesto   por una exprocuradora adjunta por haberla despedido sin que le diera la oportunidad de defenderse tal como lo señala la Constitución, según la denunciante.

“Quiero expresar que no siento que se esté llevando adelante este proceso por jueces imparciales, porque la mayoría de integrantes de la Sala de lo Constitucional han sido responsabilizados de mi parte por violaciones a los derechos humanos”, dijo Morales.

Agregó que ha pedido que los magistrados a los que él ha señalado sean recusados del proceso en su contra para que la decisión que tome el máximo tribunal constitucionalista  sea imparcial.

“Algunos de ellos y particularmente el magistrado Meléndez (Florentín) ha expresado afirmaciones subjetivas de profunda animadversión (fuertes críticas) hacia mi persona como titular de la Procuraduría y espero que en orden a respetar la imparcialidad, éstas personas se excusen o la recusación siga adelante”, dijo Morales, quien reiteró que “no son imparciales ante la Procuraduría en este tipo de casos y creo que debería de operar el mecanismo de suplencia”.

La abogada Gricelda de Ramírez demandó al procurador Morales porque según ella, el funcionario la despidió de forma arbitraria, violándole sus derechos laborales.

Además sostuvo que ella había sido nombrada en un cargo técnico, que no es de confianza del titular, y que además estaba contratada bajo la Ley de Salarios, lo que le daba estabilidad laboral.

En tres oportunidades, la Sala de lo Constitucional le ordenó a Morales que reinstalara a la abogada de Ramírez en el cargo o que la contratara en un puesto de similar categoría y con el mismo salario mensual.

Sin embargo, la demandante aseguró que Morales incumplió las tres resoluciones de la Sala de lo Constitucional al no reinstalarla como procuradora adjunta ni tampoco le garantizó una plaza de similar categoría y mismo salario.

Morales aseguró que “el tema de la medida cautelar (reincorporarla en el cargo anterior) es un tema que nunca fue incumplido de nuestra parte, por el contrario, hicimos todo lo necesario para que cumplir con la medida, fue la persona la que no lo aceptó”.

Sin embargo, la demandante aseguró que no aceptó el cargo que le ofreció el procurador porque era por contrato mensual y ella estaba bajo la Ley de Salarios.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación