Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Procesan a policía por robo de una cadena a muerto

El juzgado Segundo de Paz de Santa Ana decretó instrucción, pero en libertad, para el agente de la PNC

Fiscalía ordenó la captura de Roberto Carlos Quijada por el supuesto robo de una cadena de oro a un muerto. Foto EDH / Archivo.

Fiscalía ordenó la captura de Roberto Carlos Quijada por el supuesto robo de una cadena de oro a un muerto. Foto EDH / Archivo.

Fiscalía ordenó la captura de Roberto Carlos Quijada por el supuesto robo de una cadena de oro a un muerto. Foto EDH / Archivo.

La Fiscalía de Santa Ana procesa por hurto al agente del 911 Roberto Carlos Quijada, a quien señalan de sustraer una cadena de oro del cuerpo de un persona víctima de homicidio en un hecho registrado el 16 septiembre de 2013.

Román Navarro, jefe fiscal de Santa Ana, declaró que la orden de arresto contra el elemento policial se giró el viernes 31 de enero y se hizo efectiva el mismo día.

"La audiencia contra el agente se llevó a cabo el 5 de febrero. Sin embargo, al imputado se le decretó instrucción con medidas sustitutivas (libertad)", agregó Navarro.

El fiscal aclaró que no están de acuerdo con la sentencia de la jueza Victoria Argueta, del juzgado Segundo de Paz de Santa Ana, por lo que la apelaron.

"No compartimos la medida decretada por la jueza, por lo que hemos interpuesto un recurso de apelación ante la Cámara de lo Penal de la Primera Sección de Occidente", continuó Navarro.

Agregó que ahora solo les queda esperar la resolución de la Cámara y ver si da la razón a la jueza o a la Fiscalía.

El caso

El 16 de septiembre de 2013, en horas del mediodía, se registró el homicidio de José Roberto Orellana Azmitia, de 51 años, sobre la 15a. Avenida Sur, entre la 13a. y 15a. Calle Oriente del barrio San Miguelito, en Santa Ana.

El presunto homicida fue identificado como Joel Antonio Zeledón Morales.

Reportes policiales indicaron que Orellana Azmitia falleció luego de ser atacado con un arma de fuego.

El cuerpo de la víctima, quien era el dueño de un negocio de dudosa reputación, quedó tirado en la acera frente a su local.

De acuerdo a las primeras investigaciones, el móvil del crimen estaría relacionado con la posesión del inmueble, explicó el fiscal Navarro.

"Al parecer, el homicida quería poseer la casa de citas", mencionó el fiscal, "pero es algo que todavía falta esclarecer", agregó.

El día del homicidio, testigos del hecho manifestaron a las autoridades que, antes de que la Policía Nacional Civil y la Fiscalía llegaran a la escena, el agente del 911, supuestamente, hurtó la cadena de oro del cuerpo de la víctima.

"Testigos aseguran que antes de que las autoridades llegaran al lugar, el agente Roberto Carlos Quijada se agachó y tomó la cadena. Sin embargo, al llegar no se le encontró la cadena", dijo Navarro.

El caso del asesinato del dueño del negocio de dudosa reputación se encuentra en la fase de instrucción.

La primera audiencia contra el imputado Joel Antonio Zeledón se desarrolló en octubre de 2013.

Ahora, el acusado está a la espera de la realización de la segunda audiencia, la cual aún no tiene fecha establecida, antes que se desarrolle el juicio.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación