Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

A prisión madre que habría matado a bebé

Cámara de Occidente cambió la libertad condicional por cárcel a la imputada

En Tacuba, en Ahuachapán, un juez de Paz dio libertad a la procesada, pero la Cámara resolvió que fuera detenida. Foto EDH

En Tacuba, en Ahuachapán, un juez de Paz dio libertad a la procesada, pero la Cámara resolvió que fuera detenida. Foto EDH

En Tacuba, en Ahuachapán, un juez de Paz dio libertad a la procesada, pero la Cámara resolvió que fuera detenida. Foto EDH

Griselda Sánchez Vásquez, acusada de matar a su recién nacida en Tacuba, Ahuachapán, y a quien el Juez de Paz de ese municipio la benefició con la libertad condicional, tendrá que ir a prisión por orden de la Cámara de Occidente tras anular la resolución que la dejó libre.

De acuerdo con las evidencias, Sánchez Vásquez es sospechosa de la muerte de su bebé, quien murió de "asfixia mecánica por estrangulamiento". Además por introducirle una bolsa plástica en la cabeza, argumentó el jefe de la Fiscalía de Ahuachapán.

El Ministerio Público estuvo en desacuerdo con la decisión del juez suplente de Paz y apeló ante un tribunal superior, la Cámara de Occidente, quien al final le dio la razón.

Los magistrados concluyeron que había suficientes evidencias en contra de la acusada. La Fiscalía sostuvo que la mujer no podía gozar de libertad, por tratarse de un delito sancionado con una pena de larga duración y por el riesgo de fuga que implica.

"La experiencia indica que ante la mayor es la pena, mayor es el riesgo de fuga", subrayó el jefe fiscal.

En cumplimiento a la resolución de la Cámara, Sánchez Vásquez fue detenida y llevada a la cárcel el pasado 2 de noviembre.

El homicidio de la menor ocurrió el 25 de septiembre de 2013, cuando en horas de la noche la detenida salió al sanitario de su casa.

Varios minutos pasaron y la mujer no regresaba. Su madre fue a buscarla y vio que regresaba de afuera de la casa sangrando.

La abuela de la bebé preguntó a Sánchez Vásquez qué sucedía, pero la mujer contestó que estaba con su período.

Por la mañana de ese día, la imputada se quedó en cama aduciendo que estaba enferma.

Una tía que tiene conocimiento de salud llegó a visitarla y observó que se hallaba con las piernas inflamadas, tomó los signos vitales y la joven tenía temperatura baja, además en sus rodillas había sangre seca y otros síntomas que demostraban que la joven estaba embarazada.

Autoridades investigaron y localizaron el cadáver de la bebé en una galera cerca de la casa de la imputada, situación que coincidía con el estado de salud de la acusada.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación