Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Prisión a exsoldado por ataque a policía

Fuentes policiales aseguran que estuvo en el Comando de Fuerza Especiales

Pablo Antonio Aparicio García es sospechoso de lesionar a un investigador policial, de un intento de homicidio y de un robo. Ayer fue enviado a prisión preventiva. Foto EDH / Jorge Beltrán luna

Pablo Antonio Aparicio García es sospechoso de lesionar a un investigador policial, de un intento de homicidio y de un robo. Ayer fue enviado a prisión preventiva. Foto...

Pablo Antonio Aparicio García es sospechoso de lesionar a un investigador policial, de un intento de homicidio y de un robo. Ayer fue enviado a prisión preventiva. Foto EDH / Jorge Beltrán luna

El Juzgado de Paz de San Pedro Perulapán, departamento de Cuscatlán, ordenó ayer que el exsoldado y presunto miembro de la pandilla 18, Pablo Antonio Aparicio García, de 20 años, quien enfrentó ayer la audiencia inicial por el delito de lesiones en un investigador policial sea enviado a la cárcel.

De acuerdo con fuentes policiales, Aparicio García también está acusado del delito de intento de homicidio y robo en perjuicio de cuatro personas más, pero por esos delitos enfrentará otros procesos judiciales en tribunales distintos, indicaron las fuentes.

El hecho del que se acusa a Aparicio García ocurrió el pasado Viernes Santo cuando un equipo de investigadores dieron captura al ahora imputado, a quien buscaban después de haberse robado varias armas de fuego en el lugar donde trabajaba.

Cuando ya Aparicio García estaba esposado le dio un empujón a uno de sus captores y trató de escapar con las esposa puestas.

Los investigadores le hicieron varios disparos lesionando al sospechoso; sin embargo, el sujeto continuó en su afán de escapar.

No obstante, el rastro de sangre dejado por el supuesto pandillero hizo que fuera recapturado. Una bala le cayó en un glúteo y otra en una pierna sin que le causaran mucho daño.

Ayer, a seis días del hecho, Palacios García fue llevado a la audiencia. Apenas se le notaba que cojeaba mientras caminaba escoltado por dos policías desde la sede judicial a la subdelegación de San Pedro Perulapán.

De acuerdo con fuentes policiales, Aparicio García recién ha salido de baja del Comando de Fuerzas Especiales (CFE) donde, aparentemente, estuvo de alta por tres años.

Las fuentes indican que el mismo acusado les ha comentado que durante su servicio militar le prestó seguridad a la Presidencia de la República.

Ayer, Aparicio García negó que hubiese sido militar o que perteneciera a la pandilla 18.

Sin embargo, en su cuenta de Facebook ha posteado información sobre su permanencia en la Fuerza Armada de El Salvador. Incluso aparece con varias armas de fuego que, según la Policía, son las que supuestamente robó recientemente y por lo cual fue arrestado.

En informes policiales aparece como miembro de la pandilla 18.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación