Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Prioridad de Norman será recuperar el sentido de seguridad

Argumenta que se permitió desplazar a la autoridad por grupos criminales (pandillas)

Facundo Guardado, excandidato presidencial del FMLN y ahora asesor en tema de seguridad pública del candidato presidencial de ARENA, Norman Quijano. Foto EDH / Jaime Anaya

Facundo Guardado, excandidato presidencial del FMLN y ahora asesor en tema de seguridad pública del candidato presidencial de ARENA, Norman Quijano. Foto EDH / Jaime Anaya

Facundo Guardado, excandidato presidencial del FMLN y ahora asesor en tema de seguridad pública del candidato presidencial de ARENA, Norman Quijano. Foto EDH / Jaime Anaya

El restablecimiento de la figura de la autoridad que ha sido asumida a fuerza de la intimidación por parte de las pandillas en las comunidades y en las colonias que están a merced de esos grupos ilegales es una de las metas a corto plazo que pretende impulsar la fórmula presidencial del partido ARENA de ganar la segunda vuelta el próximo domingo.

"La autoridad no está en manos del Estado sino en manos de grupos fuera de la ley y el enfoque está en recuperar el sentido de autoridad", dijo Facundo Guardado, quien es uno de los asesores de la fórmula presidencial arenera en tema de seguridad púbica.

Sostuvo que el restablecimiento de la autoridad en un territorio "no solo es la presencia de la Policía, sino presencia del Estado, es que la escuela funcione, que la clínica funcione, que el alcalde recoja la basura".

Agregó que mejorar el hábitat de las comunidades no solo se puede hacer desde el gobierno central sino que con las autoridades locales con las cuales se deberá de trabajar estrechamente.

En ese sentido, el restablecimiento de la autoridad en esas zonas "no es llevar militares con armas, la solución al problema no es un asunto de balas, cañones, de más pistolas o más balas, es de más compromiso, más esfuerzo y mayor involucramiento del Estado y de la sociedad".

A juicio de Guardado, este gobierno ha permitido de que la autoridad que ejercía la Policía haya sido desplazada y que las pandillas "se hicieran de parte del poder que le corresponde ejercer al Estado".

Sostuvo que muchas de las políticas de seguridad que se han impulsado han sido un fracaso por la falta de voluntad de las actuales autoridades "de hacer bien las cosas".

"Nuestro esfuerzo va dirigido a tomarnos la seguridad en serio, a tomarnos la responsabilidad de ayudar a ordenar el país, pero en serio", dijo Guardado.

Aseguró que este gobierno habla de prevención, pero "invirtió cero en los barrios pobres" y aseguró que la infraestructura que dejó el extinto Consejo Nacional de Seguridad Pública fue abandonada por completo, pero se puede recuperar.

Explicó que se trabajará estrechamente con los programas de prevención que contiene el convenio bilateral con Estados Unidos, Asocio para el Crecimiento y los que se impulsan exitosamente en 29 municipios del país.

Le apuestan a fortalecer la investigación criminal, crear una plataforma de inteligencia policial y de mejorar la investigación técnica científica. En ese sentido, no harán capturas masivas de jóvenes que sean sospechosos de ser pandilleros, sino que los esfuerzos irán encaminados a poner en la cárcel a los cabecillas que ordenan los crímenes.

"Para quienes se han enrolado o corren el riesgo de enrolarse en maras o asociarse en otro tipo de actividad delictiva por falta de oportunidades habrá inversión masiva de recursos propios o de la cooperación internacional para mejorar el entorno en el que viven y trabajan en comunidades humildes", dijo.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación