Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Según Fiscalía

Presunto homicida tomó seis fotos de la escena del crimen

Rodrigo Chávez Palacios fue acusado ayer de homicidio en el Juzgado de Paz de Antiguo Cuscatlán. Mañana enfrenta la primera audiencia

Policías de élite trasladaron a Rodrigo Chávez Palacios al Juzgado de Paz de Antiguo Cuscatlán. Foto EDH / Mauricio Cáceres.

Policías de élite trasladaron a Rodrigo Chávez Palacios al Juzgado de Paz de Antiguo Cuscatlán. Foto EDH / Mauricio Cáceres.

Policías de élite trasladaron a Rodrigo Chávez Palacios al Juzgado de Paz de Antiguo Cuscatlán. Foto EDH / Mauricio Cáceres.

Perturbadores datos, revelaron ayer fiscales de la Unidad del Crimen Organizado de la Fiscalía General de la República al presentar la acusación formal en contra de Rodrigo Chávez Palacios en el Juzgado de Paz de Antiguo Cuscatlán, en La Libertad.

Entre las evidencias presentadas por el Ministerio Público ante el tribunal se encuentran seis fotografías de la escena donde fue asesinado y desmembrado un amigo del sospechoso, empleado de la alcaldía de Santa Tecla.

El jefe de la Unidad contra el Crimen Organizado, de la Fiscalía, Daniel Domínguez, dijo a El Diario de Hoy que las seis fotografías halladas fueron tomadas por el acusado.

Agregó que las fotografías fueron encontradas en el teléfono celular del imputado. El jefe fiscal no detalló qué es lo que muestran las imágenes.

También, la Fiscalía informó que tienen "sólidas evidencias" de que la víctima murió de un disparo en la cabeza que le habría asestado el sospechoso y que el cadáver fue desmembrado dos días después.

"Tenemos sólidas y abundantes pruebas de la implicación de Chávez Palacios en los hechos acusados. Hay certeza de que la víctima murió de un disparo en la cabeza el día 29 de agosto en el apartamento del implicado... El cadáver fue mutilado dos días después", indicó la Fiscalía en un comunicado.

El representante del Ministerio Público dijo que se investiga si el imputado habría permanecido con el cadáver durante los dos días antes del desmembramiento y esparcimiento de las partes en varias calles de San Salvador.

Domínguez informó que han presentado como evidencia facturas del serrucho, una hacha y un machete que el sospechoso compró en una ferretería para desmembrar a la víctima. También presentaron los resultados de la autopsia, fotos de las zonas en donde fueron lanzadas las partes del cuerpo de la víctima en maletas.

Por ello, Domínguez dijo que acusaron al imputado de homicidio agravado y falsedad material (falsificar documentos).

Pese a los perturbadores datos de la investigación revelados, el agente fiscal indicó que no se han solicitado exámenes sicológicos al sospechoso.

Con respecto al móvil del sangriento crimen, Domínguez fue enfático al afirmar que lo desconocen.

Más pesquisas

La Fiscalía indicó que en la acusación sólo se presentaron cargos contra Chávez Palacios, pero que continuaban investigando si podrían haber más personas relacionadas.

"Cabría la posibilidad, no lo podríamos descartar ni confirmar; y es una de las hipótesis que estamos investigando, que probablemente no pudo actuar solo", recalcó.

Al ser trasladado al tribunal, el imputado fue escoltado por policías de élite.

Durante una trifulca entre los periodistas, que intentaban obtener imágenes, al imputado se le zafó un zapato y entró descalzo.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación