Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Por extorsión cae cabecilla reclamado por Estados Unidos

Departamento de Justicia lo reclama por 30 delitos federales. Capturado sale en un anuncio de televisión hablando en bien de la Policía Comunitaria en su comunidad

Funcionarios de gobierno han presentado a la comunidad San José del Pino como ejemplo de pacificación, pero en ese lugar la MS-13 continúa extorsionando y vendiendo drogas. Foto EDH

Funcionarios de gobierno han presentado a la comunidad San José del Pino como ejemplo de pacificación, pero en ese lugar la MS-13 continúa extorsionando y vendiendo drogas. Foto...

Funcionarios de gobierno han presentado a la comunidad San José del Pino como ejemplo de pacificación, pero en ese lugar la MS-13 continúa extorsionando y vendiendo drogas. Foto EDH

Un hombre que aparece en televisión hablando de las bondades de la Policía Comunitaria sería el mismo presunto cabecilla nacional de la Mara Salvatrucha (MS-13) reclamado por el Departamento de Estado de Estados Unidos por 30 cargos federales, que fue detenido ayer en la madrugada en la comunidad San José El Pino, Santa Tecla, bajo cargos de extorsión, informó la Fiscalía General de la República (FGR).

El Ministerio Público lo identificó como Dany Fredy Ramos Mejía, alias Sisco, quien de acuerdo con la Policía, es un cabecilla del mismo nivel que José Ángel Turcios, apodado El Trece, o Borromeo Enrique Henríquez Solórzano, de seudónimo El Diablito, ambos recluidos en el centro penal de Ciudad Barrios, departamento de San Miguel.

Ramos Mejía fue arrestado por órdenes de la oficina de la Fiscalía de Santa Tecla, que informó que era la culminación de más de seis meses de investigación en conjunto con la Policía Nacional Civil (PNC).

De acuerdo con la Fiscalía, Ramos Mejía es el vocero del Programa Libertad de la Mara Salvatrucha.

Asimismo, la Fiscalía también informó en un comunicado de prensa que Ramos Mejía es el presidente de la Asociación de Desarrollo Comunal (Adesco) de la comunidad San José del Pino, un vecindario que, de acuerdo con el actual gobierno, es un modelo de pacificación.

El sujeto también presuntamente encabeza un grupo de mareros denominado Jóvenes Constructores por la Vida y la Paz, que se identifica como de mareros en proceso de reinserción.

La Policía y la Fiscalía aseguraron que el arrestado es el mismo que aparece en un anuncio de televisión en el que bajo el nombre de Dany Ramos, enuncia las bondades de la Policía Comunitaria en la comunidad de San José del Pino.

Buscado por los EE. UU.

Ramos Mejía es reclamado por autoridades federales de los Estados Unidos bajo cargos de asesinato y delincuencia organizada, según documentos publicados por el Departamento de Justicia de Estados Unidos y la Embajada de ese mismo país en El Salvador.

Las acusaciones que Estados Unidos le hace a Ramos Mejía datan de 2007, por el delito de ocho asesinatos en el Estado de Maryland y uno más en el territorio de Virginia.

Junto a Ramos Mejía también es reclamado Saúl Antonio Turcios Ángel, alías El Trece, cabecilla de la MS de la comunidad San José del Pino.

Este está recluido en el penal de Ciudad Barrios bajo cargos de asesinato y secuestro, entre otros delitos graves por los que cumple varias abultadas condenas.

Hasta 2011, Ramos Mejía también guardaba prisión y no se sabe desde cuándo gozaba de libertad y bajo qué circunstancias había abandonado la cárcel. Una fuente de la Fiscalía, que fue consultada al respecto, aclaró desconocer ese aspecto.

Junto a Ramos Mejía y Turcios Ángel también estaba reclamado otro cabecilla de la MS-13 de nombre Rigoberto del Tránsito Mejía Regalado, alias Sky, pero este fue asesinado en 2008 en el municipio de Cuscatancingo.

Ordenaban asesinatos desde cárceles del país

En documentos del Departamento de Justicia de los Estados Unidos consta que la acusación formal contra Ramos Mejía, Turcios Ángel y Mejía Regalado fue presentada el 4 de junio de 2007 por 30 cargos federales, entre los que se destaca homicidios, robo, obstrucción de la justicia y la amenazas a testigos.

Entre las pruebas contra Ramos Mejía y Turcios Ángel existen conversaciones telefónicas que fueron intervenidas por Estados Unidos, con las que se determinó que los dos cabecillas se comunicaba con pandilleros residentes en aquella nación para cometer los crímenes.

En 2005, cuando ocurrieron los hechos de los que se acusa a los dos cabecillas, estos se encontraban recluidos en el penal de Ciudad Barrios.

Según la Policía, las autoridades están preocupadas por esta captura, pues temen que la agrupación criminal a la que supuestamente pertenece el "Sisco" tome represalias por el arresto del cabecilla.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación