Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Por disputa entre maras murió bebé

En Lolotique, ayer fue asesinado un estudiante de segundo año de bachillerato, informó la Policía de ese municipio

Casa donde vivía Valeria y donde se refugió un pandillero que también fue asesinado el miércoles. foto edh /jaime anaya

Casa donde vivía Valeria y donde se refugió un pandillero que también fue asesinado el miércoles. foto edh /jaime anaya

Casa donde vivía Valeria y donde se refugió un pandillero que también fue asesinado el miércoles. foto edh /jaime anaya

Una reciente división que ha surgido entre miembros de la pandilla 18 del ala revolucionaria en el Puerto de La Libertad, se cobró la vida de Valeria L., una bebé de 20 meses, mientras estaba acostada en su cama, afirmaron ayer fuentes policiales.

Jesucristo Enoc Benítez, de 18 años, era perseguido por al menos tres miembros de su misma pandilla, quienes ya le habían pegado un balazo en un glúteo. Como último recurso, el pandillero logró introducirse a una casa y se tiró en la misma cama donde reposaba Valeria, junto a su madre.

Los atacantes de Benítez también entraron disparando en la habitación; al ver a Benítez sobre la cama, lo acribillaron a tiros, uno de los cuales atravesó el pecho de Valeria.

La madre de la bebé, cuando pudo reaccionar, se dirigió a una hamaca donde también dormía el último de sus hijos, un bebé de seis meses. Sin embargo, éste salió ileso.

Cuando fue a ver a Valeria, vio que la niña sangraba. Entonces, el padre de la menor la tomó en brazos y salió corriendo con ella, en busca de ayuda.

Atacaron a policías

De acuerdo con fuentes policiales, la noche del miércoles, varios policías iban a hacer una diligencia a la colonia Río Mar, casi al mismo momento en que el pandillero y la niña morían acribillados por otros pandilleros.

De acuerdo con vecinos de Río Mar, cuando los atacantes de Benítez iban en retirada, intercambiaron disparos con los policías que en ese instante se bajaban de un auto policial.

Esto sucedió como a dos cuadras de distancia de la casa donde había sido asesinado el marero.

La madre de Valeria también explicó que el intercambio de disparos, que ocurrió a pocas cuadras de su vivienda, impidió que se llegara más rápido a la unidad de salud a donde llevaban a su hija. "Cuando oyeron los balazos, el vehículo en que trasladaban a la niña se detuvo por unos minutos, por el miedo a los balazos", indicó un testigo.

Matan a estudiante

En otros hechos violentos, el estudiante de segundo año de bachillerato Juan José Sandoval Henríquez, de 17 años, fue asesinado ayer tarde, cuando se dirigía a su casa situada en el cantón El Palón de Lolotique, San Miguel.

Así también, la Policía reportó el hallazgo del cadáver de Carlos Pineda, de 19 años, quien estaba desaparecido desde el 17 de mayo pasado. El cuerpo fue encontrado enterrado en el cantón El Progreso de San Miguel.

Misael Solís, de 24 años, fue asesinado la mañana de ayer en la colonia Poyat de Ciudad Barrios, San Miguel. Se desconocen los móviles.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación