Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Policías usan las mismas armas desde hace 15 años

El personal operativo de la Policía Nacional Civil asegura que prefieren tener armas nuevas y con más munición que las que portan. Director de PNC dice que han hecho comprar reguladas por la ley

El deterioro de las armas es evidente. Un agente ha tenido que ponerle cinta aislante a la cacha de su pistola para que no se desarme. Otras están desgastadas por el uso.

El deterioro de las armas es evidente. Un agente ha tenido que ponerle cinta aislante a la cacha de su pistola para que no se desarme. Otras están...

El deterioro de las armas es evidente. Un agente ha tenido que ponerle cinta aislante a la cacha de su pistola para que no se desarme. Otras están desgastadas por el uso.

Muchos de los policías operativos que han sido blanco de los constantes ataques con fusiles de grueso calibre usados por las pandillas, en los últimos meses, han tenido que repeler a los delincuentes con sus pistolas cortas y desgastadas que le fueron asignadas desde hace 15 años.

Fuentes policiales aseguran que es evidente la desventaja que tiene el personal operativo que patrulla las calles cuando se enfrentan a los mareros. Algunos reconocen que los delincuentes los han sometidos en el fuego cruzado por el tipo de arma que portan.

Por ejemplo, en el ataque contra investigadores en el cantón Penitente Arriba de Zacatecoluca, el lunes pasado, los detectives sólo tenían armas cortas. En los dos hechos registrados en el mismo municipio hace dos semanas, los investigadores sólo portaban armas cortas. El resultado fue de tres detectives heridos.

Asimismo, los enfrentamientos registrados en Santa Tecla el 21 de enero, en San Miguel el 10 de marzo, en San Rafael Cedros el 5 de abril y otros más, los agentes se han tenido que defender con pistolas.

Policías entrevistados en las calles y en procedimientos de homicidios, aseguran que muchos tienen armas tipo Smith & Wesson que les entregaron hace 14 y 17 años aproximadamente.

Una de los agentes que pertenece a la Unidad de Investigaciones de San Salvador, señaló que ha realizado dos peticiones para cambiar el arma, ya que en dos ocasiones ha tenido problemas en su uso; sin embargo, asegura que le ofrecían una marca Taurus, la cual es considerada de baja calidad.

Indicó que la última petición fue para obtener una Pietro Beretta; sin embargo, las autoridades se la negaron porque las armas se las asignaron a sargentos y cabos que recién se habían graduado.

"La Taurus es una arma de menor calidad en comparación a la Smith & Wesson. El problema es que están muy usadas y su sistema interno falla mucho. Necesitamos mejor armamento", razonó el agente.

Las fuentes de puestos policiales en La Paz, aseguran que también usan pistolas Smith & Wesson desde hace 20 años. Otros tiene asignadas desde hace 15 años armas tipo CZ 75 bd, que a juicio de los investigadores, son pistolas de menor calidad.

Un policía de seguridad pública destacado en la zona norte, confirmó que tiene un arma desde hace 20 años, su cacha está quebrada y no tiene la munición adecuada.

Agregó que le ha hecho dos remiendos en la parte del cañón y el agarradero. Además dice que tienen 12 chalecos para 45 policías.

"En la delegación hay cinco armas asignadas que sus cachas están quebradas y no están en buenas condiciones. Y son agentes que patrullan las zonas donde habitan los mareros", dijo el policía.

Detalló que tienen cuatro fusiles tipo Galil pero de munición sólo reciben un cargador (30 cartuchos).

"Esa munición nos alcanza para repeler un ataque de los mareros de dos a tres minutos. Necesitamos estar bien equipados, sobre todo porque los mareros tienen armamentos de guerra", razonó.

Otro agente dijo que en un departamento de Investigaciones de la zona Sur de San Salvador, sólo hay tres fusiles tipo Galil para 120 investigadores distribuidos en cinco áreas, entre ellas, narcotráfico, patrimonio, robo y hurto de vehículos, homicidios y otras.

En La Paz, otro unida de Investigaciones, sólo tiene dos armas largas tipo fusil en mal estado y un Galil.

Opinaron que el jefe de la unidad, tiene asignada una mini Saf y las Pietro Beretta nuevas fueron asignadas a oficiales y otras a policías de la Sub Dirección de Áreas Especializadas.

Las fuentes coincidieron que las autoridades deben de proveer a los policías operativos de más armamento largo y municiones, de lo contrario, aseguran que están en desventaja contra las pandillas.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación