Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Policías exigen un salario de 1,000 dólares

Agentes y custodios de Centros Penales dicen que desde hace 10 años sus sueldos no han variado.

Los agentes aseguran que tienen sueldos "miserables" pese a que su trabajo es de alto riesgo. Foto EDH / Douglas Urquilla.

Los agentes aseguran que tienen sueldos "miserables" pese a que su trabajo es de alto riesgo. Foto EDH / Douglas Urquilla.

Los agentes aseguran que tienen sueldos \"miserables\" pese a que su trabajo es de alto riesgo. Foto EDH / Douglas Urquilla.

Decenas de agentes de la Policía Nacional Civil, acompañados por custodios de Centros Penales, marcharon ayer hasta Casa Presidencial para pedir al presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén, que se les pague un salario de 1,000 dólares mensuales.

Los demandantes argumentan que desde hace 10 años sus sueldos no han variado. También pidieron mejorar lugares e implementos de trabajo, pues denunciaron que hay sedes donde se carece de agua potable y energía eléctrica.

También señalaron que sus armas de equipo están dañadas y no tienen combustible para las patrullas, y no pueden atender las emergencias.

Los agentes y custodios penitenciarios aseguraron que el trabajo que desempeñan es de alto riego porque tanto ellos como sus familiares constantemente son blanco de los grupos criminales.

"Es momento justo de revisar los salarios, los que tenemos son sueldos miserables", reprochó un oficial que participó en la marcha.

Otro agente expresó: "estamos viviendo una guerra declarada de un sector y las autoridades no lo reconocen. Como policías estamos a la par del pueblo, vivimos momentos duros y no los vamos a dejar solos".

La solicitud de los encargados de la seguridad pública fue hecha unas 12 horas después de que un policía destacado en la Unidad de Protección a Personalidad Importantes (PPI) fue asesinado en una colonia de Apopa.

Las autoridades informaron que el agente fue ultimado por pandilleros y que ya había recibido amenazas. Las fuentes no descartaron que el ataque esté relacionado con la profesión que ejercía.

Los manifestantes y custodios se concentraron frente al Centro de Ferias y Convenciones (Cifco), en la avenida La Revolución, en la colonia San Benito, en San Salvador.

Después partieron hacia Casa Presidencial, en donde pretendían que los recibiera el propio Sánchez Cerén y no una comisión como ha pasado con otros manifestantes.

Irónicamente, antes de llegar al lugar, varios agentes de la Unidad de Mantenimiento del Orden de la Policía les impidieron el paso a sus colegas.

Solo una comisión fue recibida por representantes de la Secretaría de Transparencia, con quienes supuestamente se acordaría la fecha para una reunión con el mandatario.

Sin embargo, un dirigente sindical aseguró que en la reunión, el delgado de la Secretaria se comprometió a llevar la petición al presidente de la República. "Lo que han hecho hoy (ayer) es solo un proceso de protocolo, no se fijó fecha para reunirnos con el presidente", sostuvo la fuente.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación