Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Policías del 911 de Usulután rifan ventilador para reparar carros

Los agentes son obligados a vender varias listas, las cuales dicen claramente que es para recaudar fondos para reparar sus vehículos.

Mientras patrulla o custodian escenas de asesinatos o ataques, los agentes de la Unidad 911 de Usulután aprovechan para vender números para la rifa de un ventilador de pedestal y recaudar dinero para dar mantenimiento mecánico a los autos policiales asignados a esa división.

El martes pasado, un equipo de El Diario de Hoy constató esa realidad que viven los agentes policiales, cuando uno de ellos se acercó al vehículo en que se transportaba un equipo de periodistas para pedirle que le compraran números. El agente no sabía que los ocupantes del vehículo eran periodistas.

El agente explicó que cada número valía un dólar y que el costo de la lista completa era de 10. Fue ante la pregunta de que por qué eran tan caros los números, que el policía explicó que el premio era un ventilador de pedestal.

Al acceder a la compra de algunos números, el agente preguntó qué números compraríamos. Luego nos preguntó el nombre y un número de teléfono para poder contactarnos en caso de que nos ganáramos el artículo.

Sin embargo, la sorpresa para los periodistas fue mayor cuando vieron que en la lista que anotaba nombres y números de teléfono decía que la rifa era a beneficio de la Policía Nacional Civil (PNC) ante lo cual preguntamos, con cara de sorprendidos, que para qué ocuparían el dinero de la rifa.

El policía comentó que era para recaudar fondos para pagar el mantenimiento y reparación de los autos policiales asignados a la Unidad del 911 de Usulután.

El asombro hizo que los periodistas se identificaran como tales a la vez que le solicitaron al policía que les permitiera tomar una foto a las listas.

Visiblemente turbado, dijo que no podía acceder a la petición porque eso podría significar una sanción para él, pues todas las listas llevaban un número correlativo y los jefes sabían a quién habían asignado cada lista.

El agente comentó que le resultaba incómodo andar vendiendo números para la rifa pero que tenían que hacerlo, pues la institución policial no les daba los fondos suficientes para la reparación de los vehículos institucionales.

Momentos después de comprar varios números, en el cantón Ojo de Agua, un vecino comentaba con disgusto que el domingo anterior, los policías tardaron dos horas en llegar a custodiar la escena de un homicidio.

Pero las malas condiciones de trabajo no solo la sufren los policías del 911 de Usulután. Lo mismo pasa con la Unidad de Emergencias 911 de Zacatecoluca, donde policías señalan que llegan al colmo de comprar de sus bolsillos, municiones para las armas de equipo.

Además, aseguran que esa unidad solo tiene asignados siete fusiles para más de 70 elementos que conforman esa unidad.

El sábado anterior El Diario de Hoy denunció las malas condiciones en que se encuentran varios puestos policiales con infraestructura dañada.

Policías del nivel básico, de agente a sargento, creen que las condiciones estructurales en que están algunos puestos policiales no es favorable que se aplique el régimen de acuartelamiento.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación