Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Policías dan 15 días para recibir bono y aumento

De no cumplir con el bono, los agentes advirtieron que se irán a paro nacional con lo que se afectará la seguridad ciudadana de todo el paíss

Policias

Agentes antimotines no ofrecieron resistencia a sus compañeros que se dirigían a Casa Presidencial. | Foto por Marvin Romero

En un hecho no visto antes en El Salvador, centenares de policías y sus familias marcharon por la capital, rompieron tres infranqueables anillos de seguridad de Casa Presidencial y se apostaron enfrente por varias horas hasta lograr que altos representantes del Gobierno les pidieran que les dieran 15 días para cumplir sus demandas: un bono y un aumento salarial, entre otras.

Los agentes, que iban con sus rostros cubiertos, dijeron que la crítica situación que experimentan, así como la indiferencia del Gobierno y sus altos jefes, los obligó este miércoles a marchar desde la plaza Salvador del Mundo hasta Casa Presidencial para exigir al presidente Salvador Sánchez Cerén, una respuesta concreta sobre su promesa de entregarles un bono  y la nivelación salarial, que en los últimos diez años no reciben. El movimiento policial ha demandado mil dólares de aumento salarial y mejores condiciones laborales.


Los policías afirmaron que en diciembre Sánchez Cerén, en uno de sus programas sabatinos desde Cojutepeque, les prometió que les daría cuatro bonos en el año y que el primero sería entregado en enero, pero el mes casi termina y no ven claro el ofrecimiento.

“No hemos visto nada en enero; sin embargo, él les hizo una fiesta de lujo a los oficiales donde les hizo obsequio suntuosos y les entregó grandes cantidades de dinero, pero al gremio policial ni siquiera las gracias  por tanto muerto que hemos puestos, 63 policías asesinados, 40 lesionados y decenas de familias que han emigrado de sus casas”, subrayó Marvin Reyes, uno de los dirigentes de la marcha.

Los policías se reunieron con el comisionado para Gobernabilidad, Hato Hasbún, el secretario de Comunicaciones, Eugenio Chicas, y el secretario Técnico, Francisco Roberto Lorenzana.

Los  representantes del Gobierno afirmaron que no han entregado el bono a los policías porque aún no han recolectado el dinero del impuesto que cobran las telefónicas.

De ahí que consideraron que necesitan 15 días para evaluar el dinero recaudado por concepto por el impuesto que aplican a los usuarios de la telefonía.
 

Inconformes
Tras casi tres horas de encerrona en la Casa de Gobierno,  una comisión de policías salió para informar a sus compañeros sobre el acuerdo al que las autoridades y ellos habían llegado en cuanto al  monto y la fecha en que se comenzaría a pagar el bono.
La medida no satisfizo a los policías, quienes esperaban el monto de dinero y la fecha en que se pagaría el incentivo.
Marvin Reyes, representante de los policías dijo que no fue fácil que los atendieran pues tuvieron que esperar más de una hora adentro de Capres.

Tras el anuncio del Gobierno, los policías se resistían a aceptar su propuesta y más bien querían endurecer las medidas, como cerrar el paso de los bulevares Diego de Holguín y Los Próceres.

Pero conforme los dirigentes les explicaban los acuerdos, los hacían entrar en razón, de modo que después descartaron la medida; sin embargo, advirtieron que si en 15 días no ven claro lo del bono, paralizarán labores.

Los policías amenazaron con no participar en operativos y no custodiar ni acompañar a la Fiscalía en la inspección de homicidios.

Rompen anillos de seguridad
Se quejaron de que para impedir la protesta, las autoridades realizaron un megaoperativo la noche anterior que terminó a las 8:00 de la mañana del miércoles, pero aún así aseguran que a la protesta asistieron unos cuatro mil agentes.


Como nunca había sucedido, los agentes lograron pasar los tres anillos de seguridad que la Unidad de Mantenimiento del Orden (UMO) habían puesto en el sector del Centro  Internacional Ferias y Convenciones sobre la alameda Manuel Enrique Araujo.
Aparentemente, los antimotines se solidarizaron con sus compañeros porque comparten sus mismas necesidades, pero el comisionado Mauricio Arriaza Chicas dijo que serán investigados por ese incidente
.

Afirmaron que unos mil policías se han retirado de la institución por la  precaria situación que atraviesan en las diferentes unidades del país.
Hay policías con más 20 años de servicio sin recibir ningún incentivo como ascensos y bonos. Mientras,  denunciaron, los altos jefes gozan de beneficios como ampliación de oficinas, muebles de lujo y aires acondicionados, “para qué todo eso, para que esté cómodo el jefe, porqué no va allá a enfrentarse al delincuente”, denunció Reyes.

Mujeres policías se quejaron de ser acosadas por sus jefaturas. Afirmaron que en las delegaciones no hay condiciones mínimas para su desempeño. En algunas puestos hay dos baños para 75 policías, lo que les demanda largas esperas para bañarse o hacer sus necesidades.

Además de que les descuentan 15 dólares por seguro de vida, pero el dinero, al parecer no lo han trasladado a la aseguradora lo que ya está afectando a los beneficiarios cuando muere un agente policial.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación