Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Policías cobraban $400 a mareros por darles información

Seis agentes PNC destacados en Altavista Policías fueron enviados ayer a la cárcel, junto con 51 pandilleros acusados de homicidio

Los procesados durante la audiencia judicial ayer, en el tribunal de Especializado de Instrucción de San Salvador. Policías no fueron llevados ante el juez. Foto EDH / lissette monterrosa

Los procesados durante la audiencia judicial ayer, en el tribunal de Especializado de Instrucción de San Salvador. Policías no fueron llevados ante el juez. Foto EDH / lissette...

Los procesados durante la audiencia judicial ayer, en el tribunal de Especializado de Instrucción de San Salvador. Policías no fueron llevados ante el juez. Foto EDH / lissette monterrosa

Entre 2012 y marzo de 2014, varios delincuentes que viven en Soyapango y Tonacatepeque escaparon de la justicia porque seis policías, destacados en la Subdelegación de Altavista, presuntamente les pedían dinero a cambio de filtrarles información.

Según la Fiscalía, los pandilleros de la 18 que delinquen en Altos de San Felipe, Altavista y Cimas de San Bartolo II ofrecían a los agentes entre $300 y $400 por cada vez que los ponían al tanto de cuándo se harían las redadas policiales en esas colonias.

Cuando los agentes alertaban a los sujetos, estos huían de la zona para que las autoridades no pudieran hallarlos.

Los elementos, aparentemente, también les vendían uniformes de la corporación.

"Inclusive (los policías) tenían comunicación con los palabreros, los cabecillas de la pandilla que están recluidos en los centros penales", dijo uno de los fiscales.

Por esta razón, la semana pasada, los agentes Rafael Girón Salguero, Daniel Gálvez Ponce; Hugo Melgar Díaz, Carlos Dueñas Ávila, Daniel García Martínez y Edwin Márquez Chicas fueron arrestados junto con 52 pandilleros, con quienes presuntamente tenían vínculos.

Ayer, el Juzgado Especializado de Instrucción de San Salvador celebró la audiencia de imposición de medidas y ordenó que todos los imputados siguieran presos mientras continúa la investigación.

El Ministerio Público atribuye a los policías el delito de agrupaciones ilícitas, mientras que a los mareros —entre ellas nueve mujeres— deberán responder por el delito de homicidio.

Los delegados de la Fiscalía informaron que otros 70 delincuentes, que ya están en prisión, se les acumuló el nuevo delito.

Tres testigos (uno de ellos con beneficios penales) son quienes, según la Fiscalía, han ayudado a desarticular a la estructura delictiva.

Según estos informantes, los pandilleros asesinaron, en diferentes hechos, a cuatro miembros de la misma pandilla y a dos más que eran del bando rival.

El primero lo habrían cometido en marzo de 2013 y los cinco restante entre marzo y abril de este año.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación