Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

62 policías asesinados en lo que va de 2015

Dos agentes fueron asesinados ayer, uno estaba destacado en el 911 de Ciudad Delgado y el otro en la Oficina de Atención Ciudadana de Soyapango

pnc asesinado en San Matin

San Salvador 18 de Diciembre de 2015. | Foto por RE

San Salvador 18 de Diciembre de 2015.

Los grupos delincuenciales arremetieron ayer al mediodía contra varios miembros de la Policía: dos de ellos murieron mientras estaban de licencia y dos más resultaron lesionados al enfrentarse con pandilleros.
 

El cadáver de Víctor Alexander Hernández, de 38 años, fue abandonado en la calle antigua a Mariona, cerca del puente La Periquera,  del cantón Joya Galana, en Apopa.

Más tarde, las autoridades confirmaron que la víctima era un agente de la Policía destacado en la Unidad de Emergencias del 911,  de Ciudad Delgado.

Algunos colegas  de Hernández manifestaron que él tenía unos 17 años de laborar en la institución. Alrededor de una década trabajó en dicho municipio.
Se sabe que la víctima estaba de licencia (descanso) cuando fue ultimado. 

Sus compañeros dijeron desconocer si ayer le tocaba presentarse a trabajar.

Algunas personas que habitan cerca de donde fue localizado el cuerpo,  manifestaron que no escucharon disparos; sin embargo, en la escena fueron encontradas varias manchas de sangre.

Las fuentes suponen que los homicidas mataron a Hernández en otro lugar y después lanzaron el cadáver  en la zona porque es desolada.

Las autoridades manejaron el caso con hermetismo, por lo que se desconocen más detalles del hecho.  

Mientras las autoridades procesaban la escena del homicidio, otro agente policial fue atacado en una parada de buses situada frente al mercado de San Martín, sobre la carretera Panamericana.

Preliminarmente se supo que varios delincuentes dispararon con un fusil M-16 desde un vehículo contra Yuri Navas Vásquez.

La víctima, quien estaba destacada en la Oficina de Atención Ciudadana de Soyapango, murió mientras recibía asistencia médica en el hospital del Seguro Social.

Al cierre de esta nota, las autoridades no registraron detenciones por ninguno de los casos. 

En los últimos días, a través de cuentas  policiales no oficiales, que hay en redes sociales, algunos policías se habían advertido entre ellos que tomaran precauciones porque las pandillas pretendían atentar contra miembros de la corporación para vengar  a algunos cabecillas que han muerto en efrentamientos con la Policía y la Fuerza Armada. 

Agentes se enfrentan a golpes con pandilleros
Casi a la misma hora en la que fueron reportados los asesinatos de los policías, otros agentes que estaban jugando fútbol en un complejo privado situado en el cantón Dolores Apulo, de Ilopango, se enfrentaron a golpes con unos delincuentes que ignoraban que eran policías.

La riña empezó cuando los pandilleros llegaron hasta donde los oficiales vestidos de civil estaban jugando y les exigieron que se identificaran.

Los agentes, quienes aparentemente no estaban armados,   se pelearon con los pandilleros. La Policía reportó tres detenciones.

Con las muertes de Hernández y Navas se eleva a 62 el número de policías asesinados en lo que va del año.

La mayoría de ellos fueron ultimados mientras estaban de licencia, cuando no tuvieron oportunidad de defenderse de los ataques.

El homicidio de los policías fue cometido un día después del entierro de la agente Kenny Cabezas Aguirre, quien el lunes murió en el hospital, tras batallar por su vida durante 17 días.

La joven, de 26 años, resultó lesionada el 27 de noviembre cuando junto con su colega Salvador Benavides intentaron capturar a unos delincuentes que recién habían robado pertenencias a los pasajeros de un bus de la Ruta 30, en el centro de San Salvador.

Minutos después, tres delincuentes fueron capturados   en flagrancia y les decomisaron dos armas de fuego, así como dinero y teléfonos que habían robado a sus víctimas.

Cabezas Aguirre se convirtió en la tercera mujer policía asesinada por pandilleros durante 2015. 

Ultiman a empleado de alcalde de Nejapa
José Ambrosio Cornejo Anzora, de 45 años, fue asesinado en el caserío Las Tablas, del cantón Camotepeque, de Nejapa.

La víctima, quien fue atacada a balazos, trabajaba como guardaespalda del alcalde de la localidad, Sergio Quijada.

 Según las autoridades, el homicidio fue cometido a las 5:30 de la mañana, a pocos metros de su casa.

Cornejo caminaba entre unos cañales rumbo a su trabajo cuando unos tres delincuentes le salieron al paso y le asestaron varios disparos.

Los atacantes utilizaron armas calibre 9 y 45 milímetros, así como un fusil AK-47. 

El móvil del hecho se desconoce. Tampoco se logró determinar si el señor estaba armado cuando fue atacado. 

Cornejo laboró en la institución desde hace varios años: primero fue parte del Cuerpo de Agentes Municipales (CAM), pero desde hace unos meses empezó a estar a cargo de la seguridad del alcalde.

La víctima tenía cuatro hijos, dos de ellos ya están casados y el menor tiene unos 12 años.

La zona es asediada por pandillas pero no se sabe si integrantes de estos grupos están relacionados con el crimen.

En otro hecho violento, en el kilómetro 19 de la Carretera Panamericana, en San Martín, fue encontrado el cuerpo de un hombre de entre 35 a 40 años. 

La víctima vestía camisa ocre, pantalón y zapatos café. Las autoridades manifestaron que tenía al menos siete impactos de bala.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación