Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Policía ultimado por maras deja ocho niños en la orfandad

Estaba destacado en San Carlos Lempa

Finicio Orlando Alfaro Sánchez fue asesinado en su casa, en el cantón El Callejón, de Zacatecoluca. Foto EDH / Cortesía.

Finicio Orlando Alfaro Sánchez fue asesinado en su casa, en el cantón El Callejón, de Zacatecoluca. Foto EDH / Cortesía.

Finicio Orlando Alfaro Sánchez fue asesinado en su casa, en el cantón El Callejón, de Zacatecoluca. Foto EDH / Cortesía.

Al menos dos agentes han muerto en menos de 24 horas, según la Fiscalía General.

Un policía que participaba ayer en una investigación por un caso de extorsión murió en un enfrentamiento con pandilleros en Acajutla, Sonsonate. En el hecho también murió un delincuente.

El agente fue identificado como Jorge Alberto Guirola, destacado en la unidad de investigaciones.

El asesinato de Guirola ocurrió antes de que se cumplieran 24 horas de que otro agente fuera ultimado en su casa, en Zacatecoluca, La Paz, y otros cuatro investigadores de la corporación fueran atacados en Ciudad Delgado.

La noche del domingo, Vinicio Orlando Alfaro Sánchez, de 40 años, era un buen policía y excelente hombre de hogar. Tenía más de 15 años de ser parte de la Policía Nacional Civil y era el responsable de cuidar a sus ocho hijos.

El policía con número de ONI 1216 (número de identificación policial) fue asesinado el domingo, a las 8:00 de la noche, cuando gozaba de su día de descanso en el patio de su casa, en el cantón El Callejón, del municipio de Zacatecoluca, La Paz.

Los dolientes relataron ayer que el agente era muy hogareño y disfrutaba su tiempo libre con su numerosa familia.

Alfaro Sánchez estaba a cargo de sus ocho descendientes desde que su esposa viajó a otro país para trabajar y ayudarle a minimizar el gasto económico familiar.

Cuando no estaba trabajando como policía, se dedicaba a cultivar la tierra. Semanas atrás había sembrado en los alrededores de su sencilla vivienda una pequeña milpa, con la que pretendía recoger un poco de maíz para el consumo propio.

"Él a todos los niños los tenía estudiando y era un gran padre para ellos. El mayor de sus hijos le ayudaba bastante a cuidar a sus hermano y a trabajar la tierra. Hoy todos estos niños quedaron solos en la vida y sin dinero", relató entre lágrimas una pariente del agente policial.

La familia del policía realizaba ayer, en la misma casa donde fue asesinado, los preparativos para el velorio y posterior entierro.

Homicidas fingieron ser policías y soldados

Las autoridades informaron ayer que un grupo de sujetos irrumpió en la insegura casa del agente Alfaro Sánchez y después de identificarlo, le dispararon varias veces, frente a sus hijos.

Fuentes de la Policía sostuvieron que los asesinos son integrantes de una pandilla que delinque en el cantón El Maneadero, de Zacatecoluca.

El director de la PNC, Mauricio Ramírez Landaverde, reveló que los agresores vestían ropas similares a las que usan militares y policías.

El funcionario agregó que uno de los homicidas vestía una chumpa que tenía las iniciales de la Fiscalía.

Landaverde señaló que el agente estaba destacado en un puesto policial de San Nicolás Lempa, en San Vicente.

Las autoridades registraron ayer otro ataque contra investigadores, que hacían unas diligencias, en el cantón Los Esfuerzos, en Ciudad Delgado.

Las víctimas, quienes salieron ilesas, fueron atacadas a balazos por mareros que viven en la zona. Cuatro delincuentes fueron arrestados.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación