Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Policía registra 22 homicidios en dos días

Ayer las autoridades informaron de cinco asesinatos más, un empresario y un militar retirado

Investigadores inspeccionan el sitio donde se registró un ataque en el pupusódromo de Olocuilta. Foto EDH / jorge reyes

Investigadores inspeccionan el sitio donde se registró un ataque en el pupusódromo de Olocuilta. Foto EDH / jorge reyes

Investigadores inspeccionan el sitio donde se registró un ataque en el pupusódromo de Olocuilta. Foto EDH / jorge reyes

El director de la Policía Rigoberto Pliétes reconoció ayer que los homicidios han tenido un incremento considerable en los inicios de este mes de diciembre. En los dos primeros días de este mes, la policía registra 22 asesinatos, de los cuales 10 se cometieron el primer día de diciembre y 12 en el segundo día, según las cifras de la Policía.

Si se compara con las cifras del año pasado se tuvo que 10 personas fueron asesinadas en los dos primeros días de diciembre del año pasado.

"En diciembre, ya hay un incremento significativo de 10 muertes violentas diarias", dijo Pliétes, quien justificó el incremento de la violencia criminal al decir que "siempre que hay festividades, aumentan los homicidios".

En ese sentido, Pliétes se comprometió a reforzar la seguridad durante diciembre para llevarle tranquilidad a la familia salvadoreña que se prepara a disfrutar de las fiestas navideñas y de fin de año.

Los registros de la Policía detallan que 2,306 personas han sido asesinadas en el período del uno de enero hasta el 2 de diciembre de este año. En ese mismo período del año pasado se habían contabilizado 2,433 homicidios, lo que implica una reducción de 127 crímenes menos.

Las autoridades explicaron que a medida se acerca el final de este año, la brecha de disminución de los homicidios entre 2012 y 2013 se va acortando.

Además han insistido que el incremento de los crímenes obedece a "supuestas presiones de las pandillas" a los candidatos presidenciales para que puedan de alguna manera "negociar" con ellos de modo tal que les permitan volver a tener privilegios en las cárceles y en las calles a los pandilleros a cambio de reducir los homicidios.

Dos muertos en pupusería

La noche del lunes, varios hombres que viajaban en un auto dispararon contra una pupusería en el Pupusódromo de Olocuilta, en La Paz, donde dos personas murieron y otras tres resultaron heridos.

A raíz del ataque murieron Mario Antonio Lucero Serrano, de 38 años; y quien manejaba un camión. También perdió la vida María Maribel Machuca, de 34 años; quien trabajaba en la pupusería, según la oficina fiscal de La Paz. Machuca residía en el sector del cantón Cangrejera de La Libertad.

También en el hecho hubo tres personas heridas, dos hombres de 26 y 36 años; y una joven de 18. Los dos primeros eran trabajadores de Lucero Serrano y se habían estacionado en el sitio para cenar.

Las primeras investigaciones no arrojaban los posibles móviles del ataque, aunque fuentes de la Policía dijeron que Lucero Serrano sería el objetivo del ataque.

Aparentemente, los delincuentes seguían al camionero y sus ayudantes, y esperaron a que entraran a comer para atacarlos, según la Policía.

Las autoridades no descartan de que los atacantes hayan sido pandilleros que estaban extorsionando a Lucero y éste se habría negado a pagarles los chantajes económicos.

Otro ataque se registró esa misma noche en las afueras de Santa Cruz Michapa, Cuscatlán.

Varios pandilleros acribillaron a balazos a Samuel Vásquez Hernández, de 29 años; y a Víctor Manuel Martínez, de 39; dos supuestos pandilleros de la mara Salvatrucha (MS) que se encontraban en una vela en el cantón El Centro del referido municipio.

La Policía de Cojutepeque informó que Vásquez Hernández había sido detenido en nueve ocasiones; mientras que Martínez en cinco veces por distintos delitos.

Además la Policía informó de la muerte de Santos Asunción Vásquez González, de 22 años, la noche del lunes pasado en el hospital Rosales.

Vásquez González resultó herido de bala al enfrentarse a balazos con un grupo de policías que llegaron a atender un aviso de que la víctima se dedicaba a asaltar a las personas.

Los hechos se registraron la noche del sábado en el cantón San Antonio de El Carmen, Cuscatlán.

Al llegar los agentes a verificar la denuncia fueron atacados a balazos por Vásquez González, por lo que los policías le respondieron al fuego.

Vásquez González fue llevado al hospital Rosales de San Salvador, donde murió el lunes, según la Policía.

Los dos agentes que respondieron al ataque de la víctima han sido acusados por la muerte del supuesto delincuente ante los tribunales de Justicia de Cojutepeque.

Recientemente, la Asamblea Legislativa aprobó una reforma penal para favorecer sin ir a la cárcel, mientras sean procesados judicialmente, a los policías que en el cumplimiento de su servicio hayan matado o lesionado a algún delincuente.

Dos homicidios más se registraron en distintos sitios de San Salvador. Las víctimas eran un coronel retirado y el propietario de un restaurante situado en la colonia Miramonte (Ver notas aparte).

En el cantón Maneadero de Zacatecoluca, La Paz, encontraron el cadáver de un hombre no identificado. La víctima tenía lesiones de bala y según fuentes policiales podría tratarse de algún pandillero.

En otro hecho, Julio César Contreras de 27 años, fue acribillado a balazos por pandilleros en la calle principal de la colonia Dalia, cantón Izcaquilillo, en Atiquizaya, Ahuachapán.

Contreras, quien según la Policía había pertenecido a una pandilla, realizaba trabajos de albañilería cuando fue atacado. La Policía informó de un sospechoso detenido.

En las riberas del río Paz, sector fronterizo con Guatemala, fue encontrado el cadáver de Maximino Contreras Miranda, de 22 años, quien se presume tenía no menos de cinco días de haber sido asesinado. Tenía múltiples lesiones de arma blanca en el cuello, el rostro y la espalda, según médicos forenses.

El hallazgo se registró en el sector de la lotificación San Pedro Silva, cantón Jocotillo, de San Francisco Menéndez, Ahuachapán.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación