Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Policía registra 283 jóvenes desaparecidos durante el año

Cinco jóvenes han sido raptados en San Salvador y La Libertad; algunos no han sido registrados como tales

Familiares de los primos Marvin Josué Sánchez y de Jonathan Uziel Espinoza Sánchez no pierden la esperanza de encontrarlos con vida. Foto EDH / Cortesía

Familiares de los primos Marvin Josué Sánchez y de Jonathan Uziel Espinoza Sánchez no pierden la esperanza de encontrarlos con vida. Foto EDH / Cortesía

Familiares de los primos Marvin Josué Sánchez y de Jonathan Uziel Espinoza Sánchez no pierden la esperanza de encontrarlos con vida. Foto EDH / Cortesía

El calvario y la angustia por la desaparición de uno o dos de sus familiares llegó en los últimos días a cinco familias en San Martín, Cuscatancingo y Quezaltepeque.

Sus padres corren de un lugar a otro en busca de una luz que los lleve adonde se encuentren sus hijos, pero por más esfuerzos que han emprendido, esa luz aún no llega.

En algunos casos, la Policía ni siquiera los ha registrado como extraviados, porque primero deben transcurrir 72 horas para declararlos bajo esa condición.

En los cinco casos hay un factor común: son jóvenes de entre 15 y 17 años, y existe la sospecha de que los responsables de las ausencias son pandilleros.

Tres de los cinco jóvenes estudiaban en San Martín (dos) y en Cuscatancingo (uno). En tanto que los otros dos son un mecánico y un desempleado.

Como estos cinco jóvenes, otros 283 han sido denunciados como desaparecidos a escala nacional, en lo que va del año, según registros de la Policía Nacional Civil (PNC).

A juicio de las autoridades, esta cifra refleja una disminución del 33 % comparada con la del mismo periodo del año pasado. Sin embargo, la percepción de los salvadoreños frente al fenómeno es diferente, pues consideran que, si bien las maras han dejado de matarse entre ellas, están desapareciendo más personas.

La mayoría de los casos están registrados en la zona metropolitana de San Salvador, siendo los municipios más asediados Apopa, Quezaltepeque, San Martín, Mejicanos, Cuscatancingo y Ciudad Delgado.

Maestros de algunos centros educativos han denunciado que las pandillas siguen acosando a los jóvenes, por el hecho de proceder de zonas donde opera una mara distinta a la que se moviliza en los contornos de las escuelas.

En el Centro Educativo Las Delicias, situado en San Martín, 15 jóvenes han desertado por esa causa, pues han sido amenazados por mareros.

En las Delicias opera la Mara Salvatrucha y varios de sus alumnos proceden de la Residencial Altavista, donde se moviliza la 18.

El año pasado, el mismo centro tuvo una deserción escolar de 60 alumnos, una situación de la que sus padres no justifican abiertamente cuando retiran a sus hijos, afirman los docentes. Esa situación, la verdadera razón, no es conocida, sino hasta varios días después, por voces de sus mismos compañeros, afirmó una maestra.

Según Medicina Legal, el 90 % de personas desaparecidas son asesinadas.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación