Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Policía reconoce alza en homicidios

Ayer fue asesinado un supuesto pandillero al costado de una cancha, en la colonia San José de Soyapango. Foto EDH / César Avilés

Ayer fue asesinado un supuesto pandillero al costado de una cancha, en la colonia San José de Soyapango. Foto EDH / César Avilés

Ayer fue asesinado un supuesto pandillero al costado de una cancha, en la colonia San José de Soyapango. Foto EDH / César Avilés

La Policía Nacional Civil ha registrado hasta el 29 de diciembre 374 homicidios y tres mil 875 asesinatos en todo el año.

Con esta cifra, el promedio diario de asesinatos hasta noviembre fue de diez pero en diciembre subió a 12, afirmó el director de la corporación policial, Mauricio Ramírez Landaverde.

A juicio del comisionado el incremento de asesinatos en diciembre fue por el aumento delictivo de pandillas. De ahí que la mayoría de homicidios en el año, ha sido en perjuicio de las mismas maras.

De acuerdo con estadísticas policiales, más de mil 481 pandilleros han sido asesinados por pugnas internas y rencillas entre pandillas.

La guerra sin cuartel de estos grupos arreció por contradicciones y mutaciones de sus mismas estructuras, así como disputa por ingresos económicos de ilícitos cometidos como extorsiones y comercio ilegal de droga, explicó Landaverde.

En el último semestre de 2014, la situación mejoró a partir de junio pero en diciembre por las condiciones propias del mes, los homicidios se incrementaron.

Algunas muertes ocurrieron por abuso de ingesta de bebidas alcohólicas, violencia de género y problemas familiares, seguido de otros hechos provocados por grupos delincuenciales en contra de sus propios miembros.

El director de la Corporación también detalló que las masacres han incrementado el luto entre los salvadoreños.

Según la PNC, en más de 200 asesinatos múltiples se han registrado dos, tres, cuatro, cinco y hasta ocho víctimas por cada caso.

El más grave fue el registrado en Acajutla el 25 de noviembre donde hubo ocho víctimas, un caso en el que se capturó a los implicados y fueron puestos a la orden del juez.

A principio de 2014, también se dieron otras masacres con seis y siete víctimas.

En la matanza de Tacuba, Ahuachapán, el 11 de enero, los implicados ya fueron enjuiciados y condenados, afirmó el director.

Pero en esta batalla campal, los policías y militares no han quedado al margen de los hechos, al menos 39 agentes policiales han muerto a manos de la delincuencia. El último caso ocurrió ayer en el cantón El Tinteral, de Coatepeque, el agente asesinado estaba destacado en puesto Las Arboledas, de Colón, La Libertad

El director de la PNC afirmó que en 25 casos, los implicados fueron capturados y están siendo procesados en los tribunales de justicia.

Puntualizó que por asesinatos de policías 123 sujetos han sido detenidos. Todavía hay prófugos.

Los vigilantes de seguridad privada también han sido blanco de las pandillas este año.

Según Ramírez Landaverde estos casos ocurren probablemente porque los consideran informantes de la Policía, buscan abastecerse de armas o por oponerse a que los comerciantes, a los que defienden, sean extorsionados.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación