Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Pocas gestiones que realizó la Cancillería no salvaron al convicto

Institución dice que pidió clemencia para Prieto al gobernador.

Alfredo Prieto fue ejecutado ayer, a las 9:00 p.m, en Estdos Unidos. Ningún familiar dle convicto se presentó al presidio.

Alfredo Prieto fue ejecutado ayer, a las 9:00 p.m, en Estdos Unidos. Las autoridades informaron que ningún familiar dle convicto se presentó al presidio. | Foto por elsalvador.com

Alfredo Prieto fue ejecutado ayer, a las 9:00 p.m, en Estdos Unidos. Ningún familiar dle convicto se presentó al presidio.

Las gestiones que hizo  el Ministerio de Relaciones Exteriores para abogar por el compatriota Alfredo Prieto no fueron suficientes para que las autoridades de Estados Unidos le perdonaran la vida.

Horas antes de que se llevara la ejecución del convicto -por los delitos de violación y homicidio-  la Cacillería salvadoreña aseguró a El Diario de Hoy, por medio de un comunicado, que hizo diferentes acciones para evitar que un tribunal de Virginia cumpliera con la sentencia de muerte.


“La Cancillería envió una misiva al gobernador del referido estado, Terry McAuliffe, en la que solicitaba clemencia para el connacional, por razones de carácter humanitario y por considerar la vida como el derecho más preciado”, dice la misiva.

Agrega que, a través de las embajadas y misiones diplomáticassalvadoreñas, pidió apoyo a los gobiernos de países amigos para que dirigieran al gobernador McAuliffe peticiones de clemencia a favor de Prieto.


Según Cancillería, El Salvador con base en la Declaración Universal de los Derechos Humanos y su Constitución, está comprometido con el respeto a los derechos de todas las personas.


Por ello, señala que la asistencia que se brinda a los connacionales en el exterior, independientemente de su estatus legal, es una competencia establecida en el Reglamento Interno del Órgano Ejecutivo, en apego a las leyes de cada país. 

Ortega pidió clemencia a Obama para condenado a muerte
A diferencia de El Salvador, en julio pasado, el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, pidió a su homólogo de Estados Unidos, Barack Obama, que intercediera por la suspensión de la pena de muerte contra Bernardo Tercero.

Hace 15 años, el nicaragüense fue condenado por el asesinato de un estadounidense. La ejecución estaba programada para el pasado 26 de agosto, en Texas. 

Por la vida de Tercero también abogó el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenid), que el año pasado solicitó en una carta al papa Francisco que intercediera por el convicto.


Un día antes de la ejecución, el Tribunal de Apelaciones Criminales de Texas aplazó la diligencia luego que abogados de Tercero señalaran en la apelación que un testigo de la Fiscalía hizo una declaración falsa en el juicio. El caso está en revisión.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación