Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

PNC retiene a periodista de un diario digital

Un periodista y su hermano fueron retenidos por media hora por orden superior. Los amenazaron y les quitaron las camisas

El periodista Óscar Martínez regresaba de realizar una entrevista cuando fue detenido por la Policía. Lo acompañaba su hermano.

El periodista Óscar Martínez regresaba de realizar una entrevista cuando fue detenido por la Policía. Lo acompañaba su hermano.

El periodista Óscar Martínez regresaba de realizar una entrevista cuando fue detenido por la Policía. Lo acompañaba su hermano.

Agentes del 911 y de la División Antinarcóticos (DAN) retuvieron por media hora al periodista de El Faro (diario digital), Óscar Martínez, y a su hermano que lo acompañaba, en momentos que se dirigía a realizar una entrevista en Ahuachapán.

El periodista, quien viajaba en un vehículo rentado, afirmó que fue interceptado por al menos cuatro policías, el miércoles por la tarde, cerca del kilómetro 70 de la carretera que de Santa Ana comunica con Ahuachapán, afirmó Ricardo Vaquerano, jefe de redacción de El Faro.

En el retén, los policías se aseguraron de que el vehículo al que le habían hecho el alto, correspondiera a las placas que les habían encargado "los jefes de arriba", afirmó Vaquerano.

"Una vez que pasó el vehículo, el retén fue desmontado, encendieron las luces de la patrulla, los siguieron unos metros y les ordenaron que se detuvieran", dijo Vaquerano.

Luego les exigieron que se quitaran las camisas para ver si tenían tatuajes de pandillas y que se pusieran las manos en la cabeza, añadió.

Simultáneamente, dos agentes encubiertos con pasamontañas salieron del monte e iniciaron el interrogatorio. Preguntaban si venía de entrevistar a una persona que identificaban solo por un apodo.

"Él les dijo: Díganme el nombre de la persona de la que hablan, pero no se la mencionaron. También le preguntaron, si era el autor de unos reportajes sobre el crimen organizado como el cartel de Texis", puntualizó Vaquerano.

El periodista pidió a los agentes que por lo menos le mencionaran el titular del reportaje para ubicarse.

"Entiendo que también les dijo: "Cómo no tienen nada contra mí, tampoco yo estoy obligado a responderles", y fue entonces que los agentes se pusieron más agresivos", afirmó Vaquerano.

En ese instante, los policías respondieron: "Te vamos a chulonear (desnudar) y vamos a desarmar este carro si no nos colaborás", subrayó.

Martínez preguntó, ¿qué pasaba? Le respondieron: "Tenemos órdenes de "arriba" de retenerte y no sabemos si eso obedece a que sos periodista de El Faro", dijo el jefe.

A raíz de esta advertencia, el redactor pidió a los agentes que lo dejaran llamar al periódico para informar del caso. Los agentes se lo negaron y le advirtieron que lo podían detener por 72 horas y no le permitirían llamar por seguridad.

Al final, los dejaron libres, situación que fue calificada por El Faro como "una clara amenaza y amedrentamiento por el trabajo que hacemos".

El director de El Faro, Carlos Dada, se comunicó con el Secretario Privado de la Presidencia, Manuel Melgar, quien calificó el caso de muy grave y prometió investigar.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación