Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

PNC registra otro asesinato en Tejutepeque

El lunes en la noche, un cabecilla de pandilla y su mujer fueron asesinados con no menos de 30 disparos

Un niño observa el lugar donde ayer asesinaron a Rutilio Cornejo, en Tejutepeque. Foto EDH

Un niño observa el lugar donde ayer asesinaron a Rutilio Cornejo, en Tejutepeque. Foto EDH

Un niño observa el lugar donde ayer asesinaron a Rutilio Cornejo, en Tejutepeque. Foto EDH

Rutilio Cornejo, de 52 años, fue asesinado ayer en la tarde frente al parque central de la ciudad de Tejutepeque, departamento de Cabañas.

De acuerdo con información policial, Cornejo estaba en una sorbetería cuando dos hombres jóvenes con aspecto de pandilleros se le acercaron y le hicieron al menos seis disparos de arma de fuego.

Los asesinos tuvieron tiempo de regresar a quitarle una pistola que Cornejo cargaba. Luego desaparecieron rápidamente con rumbo a la colonia El Milagro, conocida como La Hollywood, una comunidad que, según vecinos, está infestada de pandilleros de la 18.

Con el asesinato de Cornejo, suman tres las muertes violentas que se han registrado en el municipio de Tejutepeque solo en esta semana, en menos de 72 horas.

Asesinato de cabecilla 18

El pasado lunes, a las 7:30 de la noche, el cabecilla de la pandilla 18, Hugo Ernesto Lozano, de 18 años, y su compañera de vida, Marilyn Esmeralda Pocasangre, de 16, fueron ejecutados con no menos de 30 disparos de fusil M-16.

Este hecho ocurrió en el cantón Quesera, distante unos cinco kilómetros de la referida ciudad, en una casa ubicada en una zona agreste, al pie del Cerro El Coyote, según constató ayer este Diario.

Lozano era el cabecilla de la pandilla 18 asentada en la colonia conocida como La Hollywood, y otras comunidades de Tejutepeque, municipio en el que en poco tiempo reclutó a varios adolescentes para la pandilla, a quienes también marcó con tatuajes alusivos a esa organización, según indicaron fuentes policiales.

El cabecilla tenía aproximadamente un mes de haber salido de la cárcel procesado por un homicidio, indicaron las fuentes.

Sobre ese doble asesinato, fuentes policiales dijeron a este periódico que se tenía la sospecha de que no se trató de rencillas entre pandillas, es decir, creen que no fue cometido por pandilleros rivales a Lozano y Pocasangre.

Las fuentes afirmaron que Lozano estaba extorsionando a muchas personas, especialmente a pequeños ganaderos y comerciantes. Asimismo, habría estado comercializando drogas al menudeo. Ambas actividades delictivas le habían granjeado enemigos en el poco tiempo, luego de que recuperara su libertad.

Parientes cercanos a Pocasangre, la mujer de Lozano indicaron que ella, minutos antes de morir, alcanzó a pedir ayuda a través de dos llamadas telefónicas que hizo a su madre y a una amiga.

De momento las autoridades desconocen si Pocasangre dijo en esas llamadas si había reconocido al atacante.

Un excombatiente de la exguerrilla del FMLN

En cuanto a Cornejo, este era un excomandante de la exguerrilla del FMLN cuya zona de operaciones comprendía el municipio de Tejutepeque, Cinquera, Jutiapa y Tenancingo, según algunos vecinos de la zona.

Antes de formar parte de las filas guerrilleras, Cornejo había sido soldado del Destacamento Militar No. 2, con sede en Sensuntepeque, cuya área de responsabilidad comprendía todo el departamento de Cabañas.

Vecinos y conocidos de Cornejo afirmaron que durante el conflicto armado se caracterizó por su pericia en el manejo de ametralladoras.

La Policía confirmó que estuvo procesado judicialmente por cargos de asesinato que no se le lograron comprobar.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación