Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

La PNC registra más de 30 asesinatos que los cometidos en la Semana Santa 2013

La mayoría de las muertes son atribuidas a la pandilla 18

Una mujer llora por la muerte del comerciante Juan Carlos Chévez, ayer en Panchimalco. Foto EDH / Éricka Chávez

Una mujer llora por la muerte del comerciante Juan Carlos Chévez, ayer en Panchimalco. Foto EDH / Éricka Chávez

Una mujer llora por la muerte del comerciante Juan Carlos Chévez, ayer en Panchimalco. Foto EDH / Éricka Chávez

Los asesinatos cometidos durante las vacaciones de Semana Santa de 2014 superan a los que fueron registrados en el mismo periodo del año pasado, según las estadísticas de la Policía Nacional Civi.

El subdirector de la corporación, Mauricio Ramírez Landaverde, informó que en la Semana Mayor de 2013 hubo 39 muertes violentas, pero entre el 12 y 19 de abril de este año se cometieron 66 asesinatos a nivel nacional, lo que significa que hubo 27 homicidios más.

Sin embargo, ayer fueron reportados al menos cuatro homicidios en los municipios de Panchimalco y Aguilares, en San Salvador, uno más en San Pedro Perulapán, en Cuscatlán y otro en Jiquilisco, Usulután.

En el primer hecho, un hombre identificado como Juan Carlos Chévez, de 34 años, fue asesinado en su vivienda, situada en el cantón Azacualpa, en Panchimalco, cerca de una iglesia.

Las autoridades informaron que a la 1:30 de la madrugada varios hombres rodearon la casa de la víctima, quien supuestamente era comerciante, y luego irrumpieron en el inmueble para matarlo.

Los atacantes, según la fuente, utilizaron arma blanca pero también le dejaron caer un objeto pesado sobre el rostro. La Policía dijo que no había logrado establecer el móvil del ataque.

Por la tarde fue asesinado David Israel González, de 18 años, en un complejo turístico sobre la Troncal del Norte, en Aguilares.

El joven recibió varios disparos y cuando socorristas de Cruz Roja lo trasladaban hacia la unidad de salud de Guazapa pereció por la gravedad de sus lesiones.

Las autoridades dijeron desconocer los móviles del crimen y quiénes lo perpetraron.

Mientras que una pareja fue atacada a balazos y con arma blanca en el cantón Roquinte, en Jiquilisco, Usulután.

El hombre, del quien se desconoce el nombre, murió de inmediato y Katerine Flores, de 33 años, quien presuntamente era su hermana, fue llevada en condición grave a un hospital.

Atribuyen asesinatos a la mara 18

La noche del sábado, fue ultimado a balazos Juan Carlos Orellana, de 18 años, en el pasaje D, del reparto Santa lucía, en Mejicanos.

La Policía dijo que el hombre pertenecía a la mara 18 y el crimen fue cometido en un lugar que los miembros de este grupo utilizan como "punto de encuentro".

Los dos atacantes huyeron en una moto pero se accidentaron y fueron arrestados.

Además, en el cantón Copapayo, en Suchitoto, mataron a balazos a un pandillero de la 18 apodado El Iguana.

Ramírez Landaverde aseguró que la mayoría de víctimas de asesinatos registradas en esta vacación, así como sus victimarios, han sido integrantes de la pandilla 18.

El jefe policial sostuvo que las cinco personas asesinadas el sábado en todo el país pertenecían a esta pandilla.

Durante la Semana Santa, aseguró la fuente, la Policía aprehendió en flagrancia a 31 personas tras haber cometido asesinatos.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación