Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

PNC: pandillas han duplicado el monto de las extorsiones para compra de armas

Chantajes se han arreciado en las últimas semanas a empresas, comerciantes y transportistas.

Fuentes policiales afirman que pandillas aumentaron extorsiones para adquirir armas. Foro EDH / Archivo

Fuentes policiales afirman que pandillas aumentaron extorsiones para adquirir armas. Foro EDH / Archivo

Fuentes policiales afirman que pandillas aumentaron extorsiones para adquirir armas. Foro EDH / Archivo

La suspensión del servicio del transporte público en algunos puntos del país, que han realizado varias rutas, se debe a que las pandillas les han duplicado el monto de la extorsión como una forma de presionar para sacar alguna negociación con cualquiera de los partidos políticos en contienda electoral, según fuentes de la Policía.

Investigadores de la Policía aseguraron que también las pandillas están interesadas en incrementar la cuota de las extorsiones, ya sea diario, semanal o mensual porque, además, necesitan dinero para poder adquirir armamento como fusiles y pistolas que les permita aumentar sus acciones criminales.

También requieren de tecnología moderna como celulares (smartphones), computadoras portátiles y hasta tablets que les permita sofisticar sus delitos sin exponerse a que sean detectados por las autoridades policiales, con el fin de tener comunicación entre los cabecillas de esos grupos que se encuentran encarcelados y los que están en libertad para transmitirles las órdenes criminales a ser ejecutadas.

Las fuentes policiales explicaron que el incremento en los montos de las extorsiones ya lo están sintiendo los empresarios, los comerciantes, pequeños vendedores y los empresarios del transporte público.

Recientemente, el Consejo Nacional de la Mediana y Pequeña Empresa (Conapes) denunció que el 70 por ciento de sus agremiados eran víctimas de las extorsiones de las pandillas, según los resultados de una encuesta realizada por esa gremial.

Eso ha significado que 30 personas hayan perdido sus empleos mensualmente por el cierre de los lugares de trabajo a raíz de las extorsiones.

A lo anterior se le suma que no menos de dos negocios cierran cada semana por los chantajes económicos que exigen los grupos pandilleriles.

Señala Conapes que los sectores informal, micros, pequeños y medianos empresarios forman parte de uno de los sectores más importantes de la economía, y es donde se registran los altos índices de las extorsiones.

La misma encuesta reveló que entre el 45 y el 70 por ciento de las víctimas no denuncian las extorsiones por temor a represalias de los pandilleros.

Hay un 15 por ciento de los afectados que sí denuncia, pero lo hace con mucha cautela, según Conapes.

Fuentes de la Policía explicaron que el 60 por ciento de las órdenes criminales son dadas por los mandos intermedios de las pandillas que se encuentran en libertad.

El otro 40 por ciento de las órdenes es girada por los cabecillas que se encuentran encarcelados a través de sus familiares, cuando estos llegan a visitarlos.

La extorsión es la actividad delictiva que más está afectando no solo al sector productivo y empresarial, sino que también a la población en general, explicaron fuentes de la Policía.

El año pasado, la Policía recibió más de 2,700 denuncias de víctimas por extorsión, lo que representa una reducción del siete por ciento con respecto al año 2012.

Sin embargo, fuentes policiales han asegurado que la cifra negra de ese delito se ha incrementado porque muchas personas prefieren pagar las extorsiones y no denunciar por temor a represalias.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación