Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

PNC: Homicidios han aumentado en un 26% este año

Las autoridades policiales registran 501 asesinatos desde el 1 de enero hasta el 2 de marzo, es decir, 106 más que en el mismo período de 2013 que sumó 395 crímenes.

Colaboradores de Medicina Legal levantan el cuerpo de Iván Alberto Cerritos, quien estaba desaparecido desde el sábado pasado, según la Policía. El hallazgo del cadáver se produjo en la entrada al cantón Cinco Cedros de Colón, La Libertad. Foto EDH

Colaboradores de Medicina Legal levantan el cuerpo de Iván Alberto Cerritos, quien estaba desaparecido desde el sábado pasado, según la Policía. El hallazgo del cadáver se produjo en...

Colaboradores de Medicina Legal levantan el cuerpo de Iván Alberto Cerritos, quien estaba desaparecido desde el sábado pasado, según la Policía. El hallazgo del cadáver se produjo en la entrada al cantón Cinco Cedros de Colón, La Libertad. Foto EDH

Los registros que lleva la Policía reflejan que los homicidios han tenido un incremento del 26 por ciento en el transcurso de este año, en comparación con el mismo período del año pasado.

Las cifras policiales detallan que 501 personas han sido asesinadas entre el 1 de enero y el 2 de marzo de este año, lo que refleja que, en promedio, ocho salvadoreños han sido ultimados cada día en el país.

De la totalidad de asesinatos, 30 de las víctimas eran mujeres y el resto hombres, según la Policía.

Si se compara el comportamiento de la violencia criminal de este año con el de 2013, se establece que en el presente año hay 106 asesinatos más que en el mismo período del año pasado, en el que hubo 395 crímenes.

Las investigaciones de la Policía revelan que el 70 por ciento de los homicidios registrados este año, está vinculado al accionar de los pandilleros, ya sea como víctimas o como agresores.

Pero no solo los homicidios están golpeando a los salvadoreños, sino también el incremento que han tenido las extorsiones y otros delitos como robos, en la mediana, pequeña y microempresa; situación que les ha generado pérdidas por más de 200 millones de dólares anuales, según una encuesta realizada por el Consejo Nacional de la Pequeña Empresa de El Salvador (Conapes), entre diciembre de 2013 y febrero de este año.

El estudio de la referida gremial reveló que el 85 por ciento del comercio en general es golpeado por las extorsiones de las pandillas, pero que no las denuncian por no tener confianza en la Policía.

Conapes señala que el sector transporte es el que sufre con mayor crudeza el acoso e impacto de las extorsiones de las pandillas, que pagan entre 500 y 15,000 dólares mensuales para evitar que les quemen sus unidades o asesinen a sus motoristas.

El estudio refleja además que entre dos y tres negocios cierran cada mes y muchos empresarios buscan la manera de salir del país.

Promedio de marzo es de 10 muertes por día

El comportamiento mensual de los homicidios ha tenido un considerable aumento. En los dos primeros días de marzo las autoridades contaron 21 crímenes, mientras en el mismo período del año pasado sumaron 15 muertes violentas.

Lo anterior significa que para 2014 se tienen seis más y que el promedio alcanza los 10 homicidios por día. La Policía aseguró que la mayoría de las víctimas son integrantes de pandillas.

A manera de ejemplo, explicó que el domingo pasado hubo ocho homicidios, de los cuáles tres muertos eran de la mara 18 y tres de la MS.

Es tal la violencia de las pandillas con la que ha comenzado este año, que ya suman no menos de cinco masacres las cometidas en el país, las que han dejado a 22 personas muertas, según los registros de la Policía.

La creciente espiral de violencia se ha agudizado después de la primera vuelta de los comicios presidenciales del 2 de febrero pasado, al grado de que las maras han incrementado los homicidios en los últimos fines de semana.

Dentro de las víctimas de esos grupos, las autoridades policiales reportan las muertes de cuatro estudiantes en el inicio del año escolar. Dos de los crímenes fueron cometidos en el departamento de La Paz, otro en Cuscatlán y uno más en San Miguel.

El subdirector de la Policía, comisionado Mauricio Ramírez Landaverde, explicó que todos esos hechos criminales no fueron perpetrados durante la jornada educativa, ni en las cercanías ni mucho menos en el interior de las escuelas.

Explicó que para este año han sido desplegados 500 policías para que presten seguridad en 300 centros escolares, donde se presume que los estudiantes son acosados por pandilleros.

A los asesinatos de estudiantes se suma los de 18 alumnos que han desaparecido en distintas circunstancias. Algunos de ellos al parecer, por tener vínculos con pandillas.

Las autoridades de Justicia y Seguridad Pública han reiterado que el incremento de los asesinatos obedece a las órdenes que estarían enviando algunos cabecillas de la mara 18 de aumentar el número de homicidios para "buscar una negociación política antes de las elecciones".

Otros de los factores que han influido en esta alza tiene que ver con el crimen organizado, que está utilizando a grupos de pandillas para elevar los asesinatos.

Otra de las causas, según las informaciones de Inteligencia policial, es la pugna interna que existe entre dos grupos de la mara 18 y las rencillas entre las pandillas rivales.

Matan a comerciante de vehículos

El cuerpo de un comerciante fue encontrado ayer dentro de una bolsa plástica en la entrada del cantón Cinco Cedros, municipio de Colón, en La Libertad. Según las autoridades, la víctima tenía dos días de estar desaparecida.

Fuentes policiales manifestaron que Iván Alberto Cerritos, de 27 años, quien se dedicaba a la compra y venta de carros, salió de su casa el sábado pasado, pero ya no volvió, por lo que sus parientes empezaron a buscarlo y pusieron la denuncia ante la Policía.

Las autoridades presumen que la víctima fue asesinada en otro lugar, y durante la madrugada el cadáver fue llevado hasta esa zona. Aunque la Policía dijo que se está investigando el móvil del crimen, no descartó que este haya sido cometido por pandilleros.

Asimismo, ayer por la tarde, el cuerpo de Irvin Vladimir Pérez Morales, de 19 años, fue localizado al interior de un cañal en el cantón Galera Quemada de Nejapa.

Y en la calle antigua a Panchimalco, en el lugar conocido como Finca Umaña, fue localizado el cuerpo de un hombre. Hasta el cierre de esta nota, las autoridades aun trabajaban en la escena del crimen.

En la colonia San Romero. de Tecoluca, San Vicente, mataron a balazos a José Roberto Medrano Saravia de 33 años.

La Policía afirmó que Medrano era miembro de la pandilla 18 y que sus rivales lo llegaron a matar.

En el lugar conocido como El Triángulo, en la entrada a Cojutepeque, en Cuscatlán, asesinaron con arma de fuego a José Roberto Mira, de 20 años. La Policía dijo que fue por rencillas entre pandillas.

En el barrio El Centro, de La Reina, en Chalatenango, fue asesinado a balazos otro pandillero de la Mara 18.

En el kilómetro ocho de la carretera antigua a Zacatecoluca, en la zona de San Marcos, hubo otro homicidio.

Racha de crímenes entre mareros 18 en Altavista

En los últimos cinco días, seis miembros de la pandilla 18 han sido asesinados entre San Bartolo y la residencial Altavista, localizada entre los municipios de Ilopango, San Martín y Tonacatepeque, indicaron fuentes policiales.

El motivo de la espiral de asesinatos y lesionados que ha habido en Altavista y colonias adyacentes, se debe a una pugna entre los miembros de la misma pandilla 18, por el robo de un dinero producto de la extorsión, explicaron investigadores policiales de la Delegación de Soyapango.

La última víctima de esa racha de asesinatos, al menos hasta ayer a las 5:00 de la tarde, fue Marvin José Luis López Pérez, de 23 años, quien fue muerto en una cancha de baloncesto del pasaje L, Polígono 7, de Altavista, Tonacatepeque. Alrededor del cuerpo de López Pérez quedaron esparcidos unos seis casquillos de pistola 9 milímetros.

Al lugar se aproximaron varias personas, algunas de ellas con tatuajes; sin embargo, nadie quiso especular sobre por qué habían asesinado al joven, quien residía en la colonia La Cima II, de San Bartolo.

De acuerdo con policías que se acercaron a la escena del crimen, la víctima era un reconocido pandillero.

Un par de horas antes, en el hospital de San Bartolo fue declarado muerto Gilmar Isaías Moreno Morán, de 18 años, lesionado de bala la noche del domingo anterior.

Este hecho ocurrió en el Polígono 41, siempre de la residencial Altavista. Moreno Morán también pertenecía a la pandilla 18, según comentó un cabo de la Policía que prefirió omitir su nombre.

La noche antes de que atacaran a Moreno Morán, en la urbanización San Pablo 2, de Ilopango, dos pandilleros de la 18 murieron al ser atacados desde un vehículo en marcha.

En ese ataque, otros dos pandilleros, siempre de la 18, resultaron lesionados, así como una mujer ajena a pandillas, de 56 años, que pasaba por el lugar al momento del ataque.

De acuerdo con las fuentes policiales, las diferencias por esa "apropiación indebida de una renta" ha derivado en el asesinato de entre seis y ocho miembros de la 18.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación