Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

PNC crea unidad para investigar los asesinatos de sus agentes

Las autoridades policiales buscan que las muertes de los agentes, en manos de los criminales, no queden en la impunidad. También autorizaron la portación de armas fuera del servicio.

La mayoría de los policías fueron asesinados mientras gozaban de su descanso.

La mayoría de los policías fueron asesinados mientras gozaban de su descanso.

La mayoría de los policías fueron asesinados mientras gozaban de su descanso.

Ante la creciente ola de asesinatos de policías en sus días de descanso o cuando se dirigen a sus trabajos, las autoridades policías decidieron crear un equipo que trabajara en la investigación de los asesinatos, para que estos no queden en la impunidad.

La iniciativa fue revelada la semana pasada por el director de la Policía, Mauricio Ramírez Landaverde, durante una entrevista de televisión.

Ramírez Landaverde confirmó que la unidad se dedicará, específicamente, a investigar los crímenes en contra de los agentes y oficiales, así como las amenazas u otros delitos que se cometen en contra del personal policial y sus familiares.

Sumado a ese esfuerzo, las autoridades también autorizaron al personal policial para que puedan llevar sus armas de equipo cuando salen de descanso, y, así, puedan defenderse ante un eventual ataque.

El aval de la corporación fue notificado a todas las jefaturas, el pasado 24 de octubre, pero ha tenido sus tropiezos debido a que algunos jefes no han querido avalar la disposición, al señalar que los agentes deben tener permisos para portar armas o de lo contrario no podrán llevárselas.

En otras delegaciones, las jefaturas argumentan que queda a criterio del responsable de la unidad policial autorizar o no la portación del arma de equipo fuera del servicio.

Los ataques en contra del personal policial ha despertado la preocupación de distintos sectores.

El presidente de la Comisión de Seguridad Pública de la Asamblea Legislativa y diputado por el PCN, José Almendáriz, sostuvo en una entrevista televisiva que lo que más preocupa es que las pandillas ya se atrevieron a perderle el miedo y atacar no solo a los policías sino, también, a los soldados.

"Ese es un mensaje que están enviando, como queriendo decir estamos fortalecidos, es una forma de intimidar a la población, de decirles que tienen capacidad y lo están queriendo demostrar con esos asesinatos (de policías)", afirmó.

El exdirector de la Policía, Rodrigo Ávila, sostuvo, también, que las pandillas quieren hacer ver que tienen poder y "están mandando un mensaje de que ellos son igual o más fuertes que, en este caso, el establecimiento legal, que el Estado mismo y eso es gravísimo".

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación