Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

PNC: Agosto ha sido el mes más violento con 907 homicidios

Según registros de este Diario, los departamentos más golpeados por los homicidios son San Salvador, Usulután, La Libertad y Cuscatlán y San Miguel

Racha de homicidios

Agosto se convirtió en el mes en el que hubo la mayor cantidad de homicidios en el país. 911 personas fueron asesinadas, cifra sin precedente alguno en la... | Foto por EDH/ Jaime Anaya

La cantidad de personas muertas de forma violenta durante agosto casi duplicó los casos registrados en julio de este año. El Director de la Policía Nacional Civil (PNC), Mauricio Ramírez Landaverde, confirmó ayer que entre el 1 y el 31 de agosto, esa institución registró 907 homicidios.  

De acuerdo con Ramírez Landaverde, la zona más golpeada por los asesinatos ha sido la zona oriental, específicamente los departamentos de Usulután y San Miguel, los mismos que durante mayo también sufrieron una escalada de muertes violentas. 

El director policial aseguró además que los enfrentamientos entre miembros de pandillas y fuerzas gubernamentales también contribuyeron a que las cifras de homicidios se dispararan en el mes que recién finalizó. 

Los enfrentamientos son los que más han incidido en la cifra de agosto. Igual con las purgas por diversas razones dentro de las pandillas, indicó el funcionario. “La cantidad de personas que han muerto en esas circunstancias es elevada, es fuerte, en comparación con otros meses” explicó el director. 

Por su parte, el ministro de Justicia y Seguridad, Benito Lara, en ocasiones anteriores ha intentado matizar la gravedad de la cifra argumentando que aproximadamente 80 de cada 100 asesinados eran miembros de pandillas o de personas que tenían alguna relación con esos grupos criminales, declarados como terroristas recientemente por la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ).

Ayer, Lara insistió ante periodistas que el 80 por ciento de las 907 personas asesinadas durante agosto tenían relación con grupos de pandillas.
Alarmantes cifras

Ante la falta de registros oficiales que sean proporcionados de inmediato a periodistas, El Diario de Hoy registró con nombre y apellidos el asesinato de aproximadamente 350 personas que fueron víctimas de la violencia que azota a los salvadoreños.

De hecho, los nombres y apellidos que aparecen en el gráfico que ilustra esta información son de personas que murieron de forma violenta en diversos hechos y lugares de El Salvador durante el pasado mes.

El registro realizado por El Diario de Hoy coincide con los datos que ayer dio el director de la corporación policial, pues indican que uno de los departamentos más violentos durante agosto ha sido San Salvador, seguido por Usulután,  La Libertad, San Miguel y Cuscatlán, respectivamente.

De 350 personas registradas con nombre y apellido, 86 fueron ultimadas en diversos municipios de San Salvador; 50 en Usulután; 33 en La Libertad y Cuscatlán y San Miguel con 23.

Entre los municipios donde más homicidios han sido cometidos, están Jiquilisco, de Usulután; Apopa y Soyapango, en San Salvador; San Pedro Perulapán en Cuscatlán, y Quezaltepeque, del departamento de La Libertad.

En este último municipio, la cifra se disparó debido al asesinato de 14 miembros de la Pandilla 18 Revolucionarios que  estaban presos en el penal que funciona en Quezaltepeque.

A partir del segundo trimestre de este año, las cifras de homicidios ha sido fluctuantes, pero muy superiores a las registradas en todo el 2014.

Marzo de este año fue el primer mes cuando se dispararon los homicidios, registrando en ese mes, 484 casos. En abril hubo una baja de 66 casos.

Pero la cifra volvió a incrementarse significativamente en mayo, cuando por primera vez, luego de los Acuerdos de Paz, se registraron 643 casos según la Fiscalía, y 635, según datos policiales.

Pero mayo fue superado por junio, que registro 34 casos más. En estos dos meses, el departamento más golpeado fue Usulután. 

El gobierno reaccionó enviando uno de los supuestos batallones de reacción, cuya creación había sido anunciada meses antes por las autoridades.

En julio hubo una disminución significativa con relación a mayo y junio, pues los registros oficiales indicaron que en ese mes solo fueron cometidos 467 casos de homicidios.

Ayer, Ramírez Landaverde afirmó que entre los 907 homicidios registrados en agosto, un 10 por ciento eran menores de 18 años.

También dijo mostrarse preocupado porque las pandillas siguen nutriendo sus filas con el reclutamiento de menores de edad y aseguró que mientras no se hagan esfuerzos puntuales para impedir el ingreso de menores a esos grupos, la cantidad de homicidios registrada en agosto podría repetirse.

“En la medida que no  se evite que ingresen más niños o jóvenes a esos grupos, será difícil contener el problema”, afirmó Ramírez Landaverde.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación