Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Piden reforzar la seguridad cerca de centros escolares

Gremio Simeduco señala que ataques de pandillas ocurren alrededor y en trayecto hacia las escuelas. Lamenta y condena que han asesinado a 46 alumnos y 12 profesores en distintos puntos del país

Piden seguridad cerca de escuelas

Tras condenar el asesinato de 12 maestros y 46 estudiantes en lo que va del año, la gremial de profesores Simeduco pidió a las autoridades  que en lugar de ubicar agentes y soldados dentro de los centros educativos, como lo han hecho en más de un caso,  establezcan la seguridad en los alrededores  de los mismos, y realicen patrullajes en el trayecto que deben recorrer los miembros de las comunidades educativas.

Francisco Zelada, secretario general del mencionado sindicato, sostuvo que están muy preocupados por la ausencia de seguridad en las cercanías de la mayoría de instituciones, incluyendo las del sector privado.

 El sindicalista subrayó, en alusión al reciente asesinato de una profesora en Nueva Concepción, de Chalatenango, y del director del Centro Escolar Cantón La Esperanza de Jiquilisco, en Usulután, que la situación para los profesores es complicada y considera que el motivo principal por el cual podrían estar siendo asesinados es por cumplir su rol de orientadores con los alumnos.

Zelada dijo que como Simeduco no descartan esa  hipótesis, por las constantes amenazas que sufren en las escuelas. 

“A muchos maestros les dicen los estudiantes: nos vemos afuera, profesor. Aquí usted me puede castigar, pero a la salida nos vemos”, advirtió.

Como representante de la gremial también señaló que la mayoría de profesores amenazados no denuncian ante las autoridades por el temor de que dentro de la misma policía haya infiltrados, y por el hecho de que los directores departamentales de Educación han instruido a que no lo hagan.

Los miembros de la junta directiva de Simeduco afirman que de donde han tenido más reportes de amenazas a profesores es de localidades del departamento de San Salvador y cita entre ellas Apopa, Cuscatancingo, Mejicanos y Ciudad Delgado. Asimismo, de Cuscatlán y La Paz. 

No obstante, externó su preocupación por el asesinato de la educadora en Chalatenango, donde no se habían registrado casos con anterioridad. 

 El representante de Simeduco dijo que además de haber solicitado con insistencia  más seguridad en el perímetro de las instituciones educativas y trayectos, ellos ya han propuesto a las autoridades la creación de escuelas especializadas para los jóvenes que ya están involucrados con las pandillas y que luego de un proceso riguroso sean insertados en la escuela regular.

“El Ministerio de Educación hizo una encuesta allí por septiembre del año 2014 y encontró que el 46 por ciento de instituciones educativas presenta problemas relacionados con las pandillas. Pero esta es una realidad que no solo la vive la escuela pública, también dentro de los colegios privados”, citó el sindicalista en alusión al impacto de las maras en el sistema educativo.

El Simeduco llamó a las autoridades de seguridad para que elaboren y pongan en marcha proyectos y programas para evitar el éxodo de las familias  de las comunidades por presiones de las maras, ya que muchos estudiantes dejan de asistir a clases por esa situación y eso contribuye a los altos índices de deserción que predominan actualmente.

De igual forma señaló la necesidad de incrementar el  presupuesto de los centros educativos, luego que el Ministerio de Educación redujo este año la asignación de fondos a más de dos mil instituciones rurales que formaban parte del programa Educo.

“La carencia impacta la calidad del aprendizaje, pero también financiar programas y proyectos que muchas escuelas tiene para prevenir la violencia”, detalló Zelada.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación