Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Piden procesar a Rosalío Tóchez por desacato

Empleada lo demandó por no cumplir fallo de la Sala Constitucional

En diciembre pasado, el presidente de la Corte de Cuentas, Rosalío Tóchez Zavaleta, decidió no renovar el contrato a más de 50 empleados. La Sala revirtió la decisión. Foto EDH / Archivo.

En diciembre pasado, el presidente de la Corte de Cuentas, Rosalío Tóchez Zavaleta, decidió no renovar el contrato a más de 50 empleados. La Sala revirtió la decisión....

En diciembre pasado, el presidente de la Corte de Cuentas, Rosalío Tóchez Zavaleta, decidió no renovar el contrato a más de 50 empleados. La Sala revirtió la decisión. Foto EDH / Archivo.

Una empleada de la Corte de Cuentas que fue despedida de su cargo, en diciembre pasado, denunció que el presidente de esa institución contralora, Rosalío Tóchez Zavaleta, no ha cumplido con el fallo de reinstalo que emitió el máximo tribunal de justicia.

En su escrito la profesional, Brenda Cecilia Quezada de Mejía, pide a la Sala de lo Constitucional que: "Se proceda de inmediato a girar solicitud al señor Fiscal General de la República para que haga cumplir coercitivamente la medida cautelar... y que a la vez inicie los procedimientos correspondientes para que el señor Rosalío Tóchez Zavaleta sea procesado penalmente por el delito de desacatado judicial".

En enero pasado, la Sala de lo Constitucional suspendió el despido de más de 50 empleados que Tóchez realizó en diciembre por, supuestamente, haber finalizado sus contratos.

Para la demandante, el presidente de la Corte de Cuentas no cumplió con lo ordenado por la Sala de lo Constitucional. La profesional se desempeñaba como asesora de la presidencia.

Quezada de Mejía relató en el escrito que, cuando se presentó a su lugar de trabajo, el pasado 30 de enero, fue notificada por el director de recursos humanos, Gilberto Romero, que se elaboraría un nuevo contrato.

Sin embargo, "al leer el contrato me di cuenta de que el plazo para el cual estaba establecido la relación laboral era del 1 de enero al 30 de junio de 2014".

Agrega que al hacerle ver la situación al jefe de recursos humanos y mencionarle que eso era un incumplimiento de lo ordenado por la Sala, le manifestó, junto al gerente general y director de auditorías interna, que por "expresas indicaciones del señor presidente de la Corte de Cuentas de la República, el contrato era sólo para seis meses, porque es el tiempo que le resta de su nombramiento en dicha presidencia.

La profesional se retiró de las instalaciones de la Corte de Cuentas y no firmó el mencionado contrato.

"Por todo lo anterior señalado respetables magistrados, es evidente la negativa a darle cumplimiento a lo ordenado como medida cautelar por vos en la debida forma dispuesta, por parte del señor Tóchez, se constituye con ello en franco desacato de una resolución judicial que por Constitución y por ley está obligado a cumplir íntegra y cabalmente en la forma que se ha dispuesto y notificado", detalla la demanda.

La mujer argumentó que "es evidente que el referido funcionario utiliza endebles subterfugios para negarse a cumplir cabalmente con lo ordenado... repito, no es más (que) un burdo subterfugio que utiliza el señor Tóchez Zavaleta para negarse a cumplir con la resolución judicial en cabal forma".

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación