Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Perdomo se desmarca de la tregua de pandillas

Impulsará pacto social en municipios libres violencia

Continuar con la reducción de los homicidios y las extorsiones, golpear a la narcoactividad y el crimen organizado son parte de las prioridades que revelaron ayer las nuevas autoridades de Seguridad Pública y de la Policía.

Además los dos funcionarios dijeron que impulsarán un modelo de prevención de la delincuencia y la violencia basado en un pacto social que involucre a todos los sectores del país.

Las propuestas se conocieron luego de que se reunieran con las jefaturas de la Policía para conocer el trabajo antidelincuencial que impulsa la corporación policial.

Ante las inquietudes de los periodistas sobre si este nuevo gabinete de Seguridad seguirá con el apoyo a la tregua de las pandillas criminales, Ricardo Perdomo, nuevo ministro de Justicia y Seguridad Pública, se desmarcó del pacto de no agresión entre esos grupos criminales al que calificó "como un hecho social que permitió un mayor conocimiento de la realidad de este fenómeno de las pandillas, pero no es parte de la estrategia de seguridad de este gobierno".

La postura de Perdomo contrasta con la visión de su antecesor David Munguía Payés quien en reiteradas ocasiones sostuvo que "este proceso es el más exitoso de reducción de la violencia histórica en todo el hemisferio".

Impulsar un Pacto Social

Perdomo explicó que esta estrategia del pacto social consiste en abrir un "gran diálogo nacional" entre los distintos sectores de tal manera que se les pueda facilitar oportunidades de superación a los jóvenes en riesgo y "a los que están en las pandillas darles una oportunidad, pero esa oportunidad de reinserción pasa por una renuncia a las pertenencias de las agrupaciones ilícitas y un control del Estado que va a apoyar a los municipios para el control territorial", dijo Perdomo

En ese sentido, Perdomo pidió a la empresa privada , a las iglesias, organizaciones no gubernamentales, universidades y entidades sociales de que apoyen este esfuerzo.

Este pacto social será impulsado en los ocho municipios declarados libres de violencia y luego en otros que se vayan sumándose a esa iniciativa.

Agregó que el apoyo que dará el gobierno será a las autoridades locales, a los mediadores de la tregua para que puedan concretizar un diálogo con los integrantes de esos grupos, "porque el gobierno no está pactando, no está negociando ni está haciendo treguas con nadie". Otros de los proyectos que están en la agenda del nuevo ministro es la elaboración de un plan dirigido a atender a las víctimas de la violencia y la delincuencia.

"De esas mujeres, de esos niños, de esos jóvenes que salen dañados por la violencia, y que haya una respuesta del Estado para apoyar a las personas que hayan salido afectadas, y que su vida ha sido cambiada, ha sido mutilada", dijo Perdomo, sin entrar en detalles.

Contrario a su antecesor, Munguía Payés, quien al asumir la cartera de Seguridad Pública se comprometió a disminuir los homicidios en un 30 % en su primer año de gestión, Perdomo fue cauteloso y sostuvo que "no quiero comprometerme con cifras, lo que quiero es comprometerme es con resultados".

Por su parte, la bancada de ARENA brindó ayer una evaluación del cuarto año de gobierno de Funes en materia de seguridad, según el cual no se han cumplido los objetivos de reducción de la violencia.

Además, señala que la tregua pandillas riñe con la Ley de Proscripción de Pandillas, que ordena la captura de los integrantes de esos grupos criminales. (Ver nota siguiente página).

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación